18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Los vidrios polarizados

Hoy, un número grande de vehículos transita sin ningún control por las calles y carreteras del país, con vidrios polarizados, la mayoría sin autorización por parte de las autoridades. 

 

El Gobierno Nacional ha anunciado la expedición de una norma que regule las autorizaciones para el uso de los llamados vidrios polarizados en los vehículos particulares. A partir de la vigencia de la nueva disposición quienes quieran oscurecer sus vehículos deberán  hacer el trámite allí establecido ante la Sijín de la Policía Nacional y hacer el pago correspondiente al nivel de transmisión de luz autorizado.

El trámite incluirá una revisión del vehículo en la Unidad Técnica de Identificación de Automotores para verificar la originalidad de los sistemas de identificación, un estudio de seguridad del dueño del vehículo que recomiende la necesidad del uso de vidrios polarizados y una certificación de Medicina legal y Ciencias Forenses que justifique la necesidad de este elemento en caso de que sea por motivos de salud.

Hoy, un número grande de vehículos transita sin ningún control por las calles y carreteras del país, con vidrios polarizados, la mayoría de ellos sin una autorización por parte de las autoridades o de la Policía. Quien quiere tener un carro con vidrios oscurecidos, simplemente, si es nuevo se los pide al concesionario y si es usado va a un lugar de los tantos que hay en la ciudad que hacen este trabajo, pide el nivel de oscurecimiento  que quiere y listo. Nadie le pregunta, ni le pide nada.

Por supuesto, los vidrios polarizados son un elemento que sirve para proteger la seguridad de los ocupantes de un vehículo; desafortunadamente se han convertido en cortinas que esconden la identidad de personajes pertenecientes al narcotráfico o al mundo criminal, o que facilitan la huida de delincuentes luego de cometer sus fechorías.

Es común, por ejemplo, ver el siguiente video: una camioneta con vidrios oscurecidos arrima a cualquier sitio, por el altísimo nivel de polarización no se sabe quién está adentro, intempestivamente se bajan dos o tres personas, entran a un sitio, atrancan a los presentes, salen del lugar, se montan nuevamente en el vehículo que los está esperando y huyen sin que sea posible saber quienes eran, ni cuántos más había adentro.

Los vehículos oscurecidos se han vuelto pues, de un lado sinónimo de mafiosos, de sicarios, de matones y de integrantes de las bandas criminales que se movilizan escondiendo sus identidades y del otro, elementos perfectos para los delincuentes cometer sus crímenes exponiendo lo menos su identidad.

Nada más oportuno, en medio de la creciente inseguridad que vive el país, que se regule el uso de los vidrios polarizados, de tal manera que quien de verdad los necesite por su nivel de riesgo, los pueda usar; pero también que el que recurre a ellos para facilitar sus acciones delictivas, no solo no los pueda tener, sino que le sean retirados lo que tiene.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Es falso que los carros que tienen vidrios polarizados son sinónimo de delincuencia , la gente del común lo usa para protegerse precisamente de los delincuentes , pareciera que fuera solo para cobrar por tener los vidriosos polarizados, es a las autoridades quien le corresponde acabar con los delincuentes, siempre quieren la más fácil , es igual con el pico y placa , se necesitan más vías

Los comentarios están cerrados.

- Publicidad -
- publicidad -