25.4 C
Pereira
martes, septiembre 27, 2022

La Policía Nacional

En uno de los momentos más difícil, por causa de los hechos que recientemente han sucedido en distintas partes del país y en los cuales han resultado involucrados miembros de la Policía Nacional, la más que centenaria institución celebra hoy un nuevo aniversario de su creación y constitución en cuerpo organizado y al servicio del país.

Hablar de la Policía Nacional es hablar de la seguridad de los ciudadanos, de la defensa de las instituciones democráticas, de las garantías constitucionales, de la presencia en todas las regiones y en todos los municipios del país, del acompañamiento a los gobiernos y del mantenimiento de la tranquilidad y el orden público.

De no ser por esta rama de la Fuerza Pública, nadie sabe como sería la convivencia ciudadana, ni las relaciones entre distintos sectores de la población, ni el cuidado de los bienes públicos, ni el control a la delincuencia, ni la protección de la población más vulnerable, ni el acatamiento al orden jurídico.

Es probable que, en una organización tan grande, donde llegan personas de todas las condiciones personales y sociales, donde se alimentan necesidades y conflictos personales, y donde se viven situaciones que afectan convicciones y creencias, pueden incubarse elementos que atenten contra el buen nombre y la larga tradición civilista y democrática de la Institución.

Sin embargo, estos casos, primero son muy pocos frente al número de miembros que componen la Institución y segundo, no son representativos ante sus inmensas responsabilidades y su permanente interacción con la sociedad.

Juzgar, pues, una institución por la acción aislada e individual de uno o de unos pocos de sus miembros, es desconocer el trabajo de toda una organización que ha sido soporte de la institucionalidad, y pasar por alto la labor de unas personas que todos los días exponen hasta sus vidas para garantizar la tranquilidad publica y la seguridad de los asociados.

Por eso hoy cuando la Policía Nacional han pasado 130 años desde aquella fecha en la que las necesidades de orden social, las exigencias de la recién aprobada y hoy demolida Constitución del 86, y la estabilización del país después de la conmoción interior, hicieran una necesidad apremiante su creación, rendimos un homenaje a esta Institución y hacemos llegar a todos sus miembros nuestras voces de gratitud y admiración por la tarea abnegada y muchas veces incomprendida, que realizan desde el amanecer de cada día en procura de darle seguridad y tranquilidad a todos los colombianos.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -