22.4 C
Pereira
lunes, mayo 20, 2024

La glorieta de Corales

La glorieta de Corales es, sin ninguna duda, conjuntamente con la llamada avenida “Los Colibríes”, el peor engaño que un gobierno municipal le haya hecho a la Ciudad.

El alcalde de Pereira, Mauricio Salazar ha anunciado la construcción de una nueva intersección vial en el sector Corales, para reemplazar al actual remedo de glorieta construida en la administración del hoy senador Juan Pablo Gallo; y la que había sido prometida por el anterior alcalde Carlos Alberto Maya.

La obra, según lo anunciado por el mandatario, saldrá a licitación en el próximo mes de15 junio, significará una inversión, incluida la compra de algunos predios que están alrededor de la intersección, de cerca de 90.000 millones de pesos y su ejecución completa durará alrededor de 18 meses.

La glorieta de Corales es, sin ninguna duda, conjuntamente con la llamada avenida “Los Colibríes”, el peor engaño que un gobierno municipal le haya hecho a la Ciudad. A pesar de existir un proyecto realizado por expertos en el tema a petición del Municipio y de los llamados venidos de todos los sectores, empezando por los gremios de arquitectos y de ingenieros, que alertaban sobre la ineficacia e inoperancia de la obra que se iba a iniciar, la administración Gallo insistió en construirla.

Valió más la vanidad del alcalde Gallo, que quisó dejar cualquier obra en el sector más populoso de la Ciudad, que pudiera servir de recordación para sus ya anunciadas pretensiones electorales, que las voces autorizadas que le advertían que la glorieta, tal como estaba diseñada, no solo era un adefesio, sino que iría a agravar el ya insoportable problema de movilidad de ese cruce vial, como evidentemente ocurrió.

Luego del embuste Gallo, vino el del llamado “Gobierno de la Ciudad”, que anunció con bombos y platillos y como una de las obras prioritarias dentro de la lista de las cien realizaciones del alcalde Carlos Maya, la construcción de una nueva glorieta, lo que terminó siendo un nuevo engaño para los pereiranos y especialmente para los habitantes de sector sur-occidental de la ciudad.

Ni siquiera el proyectado incremento de tráfico que significaba la supuesta avenida de “Los Colibríes”, llevó al gobierno Maya a cumplir con su palabra y su promesa de ser una las cien obras prioritarias. Pero seguramente también pesó más aquí el deseo de no querer dejar en ridículo a su antecesor, tumbando una obra que apenas llevaba unas pocas semanas de inaugurada, que en solucionar el problema de miles de pereiranos que utilizan todos los días esta vía para entrar y salir de la Ciudad.

En buena hora, pues, el alcalde Salazar decidió enfrentar el insoportable problema de movilidad del sector de Corales y hacer la solución que la terquedad y la vanidad por un lado y la ineficiencia y la falta de sentido común por el otro, no permitieron realizar en su momento y retrasaron por lo menos cinco años el desarrollo de esa zona de la Ciudad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -