25.4 C
Pereira
martes, enero 31, 2023

Era apenas previsible

El regreso de Jesús Santrich a la clandestinidad era algo que hasta el más ingenuo de los colombianos lo sabía. Los únicos que parece sorprenderse por la “fuga” del exjefe guerrillero, son la Corte Suprema de Justicia que el 30 de mayo pasado ordenó su libertad y la Jurisdicción Especial para la Paz que le concedió la garantía de no extradición y le ordenó a la Fiscalía en mayo pasado, dejarlo inmediatamente en libertad.

El resto de los colombianos tenía claro que el exnegociador de las Farc más temprano que tarde abandonaría el país o se metería nuevamente al monte, para burlarse de la justicia que lo investiga, según las pruebas que ha mostrado la Fiscalía, por seguir delinquiendo después de haberse acogido al acuerdo de paz y recibir los beneficios que él contempla para los guerrilleros que dejaron las armas, se desmovilizaron y se reincorporaron a la vida en sociedad.

No se necesitaba mucho para imaginar que una persona que está pedida en extradición por la justicia norteamericana, que está siendo investigada por haber supuestamente seguido traficando con droga después de firmarse los acuerdos de paz, que fue delatada nada menos que por el sobrino de su amigo y compañero de andanzas Iván Márquez y que está citado a indagatoria por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia dentro de la investigación que se sigue por todo esto; aprovecharía cualquier momento para coger el monte y escapar de la justicia.

Por eso, la decisión del pasado 30 de mayo de la Corte Suprema de Justicia de dejarlo en libertad sorprendió a buena parte del país. Era inconcebible que un tribunal con semejante experiencia y que está cansado de conocer casos similares, no haya previsto que una persona con tantos antecedentes, con semejante cúmulo de pruebas en su contra y con una solicitud de extradición encima, se podía volar y dejar a la justicia viendo un chispero, como popularmente se dice, si se dejaba en libertad.

Pensar que “no era necesario, proporcional ni razonable” ordenar la detención preventiva de alguien que está señalado de coordinar el envío de 10 toneladas de droga a los Estados Unidos, que hay suficientes pruebas que lo incriminan en este delito y que está pedido en extradición, es una ingenuidad imperdonable, por no decir otra cosa, de quien conoce, como ningún juez, el comportamiento de esta clase de delincuentes.

Muy mal parada, pues, queda ante el país la Corte Suprema de Justicia luego de que quien, a juicio suyo, no representaba ningún riesgo de que pudiera evadir la justicia, se escapó del llamado Espacio Territorial de Reincorporación de Tierra Grata en el César, y hoy seguramente debe estar acompañando a Iván Márquez, al “Paisa” y a “Romaña”, y preparando un nuevo envío de cocaína al exterior.

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. Se los advirtió Álvaro Uribe … las Farc no pagarán cárcel ……………………………………………….NO LE CREYERON
    Se los advirtió Álvaro Uribe … Las Farc se van a burlas de sus víctimas …………………………NO LE CREYERON
    Se los advirtió Alvaro Uribe … Las Farc seguirán delinquiendo ………………………………………NO LE CREYERON
    Se los advirtió Álvaro Uribe … La JEP es una farsa……………………………………………………………NO LE CREYERON
    Se los advirtió Álvaro Uribe … Santrich se va a fugar ………………………………………………………NO LE CREYERON
    Se los advirtió Álvaro Uribe … Santos nos dejará con 200k hectáreas de coca ……………..NO LE CREYERON

    ¿Qué mas tiene que advertirles Álvaro Uribe para que le crean?

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -