18.2 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

El Parque Los Nevados

Ya es suficiente la amenaza de “El Niño” y de algunos fenómenos naturales, esos sí incontrolables como para permitir que la mano del hombre destruya lo que la naturaleza nos ha dado.

 

En los últimos tres meses, dos conflagraciones han arrasado físicamente más de 200 hectáreas del Parque Natural Los Nevados. A esto hay que añadirle que la Región Administrativa y de Planeación (RAP) Eje Cafetero, tiene cifras recientes que señalan la afectación, por causa de la acción del hombre, de 933 hectáreas de Parque.

Según las autoridades ambientales, los turistas, que cada vez visitan en mayor volúmen  esta belleza natural, la mayoría por desconocimiento, no están respetando las normas establecidas e indispensables para la conservación de las condiciones naturales del lugar y le están causando un grave daño al ecosistema.

El Parque Nacional Los Nevados es una reserva natural de 58.300 hectáreas compuesta por páramos, lagunas, bosques altoandinos y hasta por glaciares, que por su belleza natural, por su diversidad ecológica y también por la facilidad para visitarlo, está convocando cada vez más personas interesadas en apreciarlo y conocerlo.

Lamentablemente, la dificultad para controlar el comportamiento de tantos visitantes y los efectos devastadores del fenómeno de “El Niño”, han puesto en jaque la estabilidad del Parque. Personas que descuidadamente dejan elementos generadores de incendios forestales, o que ingresan en vehículos y circulan por vías no permitidas, o que tienen prácticas inadecuadas, están desgastando su ecosistema.

Aunque ya Parques Nacionales ha tomado algunas medidas para el control de los visitantes y hoy tienen vigente un cierre parcial del lugar y permitiendo solo el ingreso por dos de las cuatro entradas oficiales que tiene el Parque, estas parecen no ser suficientes para proteger el lugar de la acción humana y de los efectos climáticos de “El Niño” y para preservar la estabilidad de su sistema ecológico.

El hombre no parece ser consciente de la importancia de conservar el ecosistema de lugares como el Parque Los Nevados, ni de protegerlos de la acción humana, si alcanza a imaginar el daño irreparable que se le hace al ecosistema cada vez que el fuego devora un pedazo de bosque natural o de capa vegetal, o que se atenta contra la vida de la flora y la fauna que habita el lugar.

Así como hay visitantes y turistas que conocen y aprecian el valor natural del Parque Los Nevados y tienen allí un comportamiento acorde con su importancia, también hay otros, los menos por fortuna, que poco les importa lo que significa el lugar para la conservación del ecosistema.

Contra estos enemigos del ecosistema y del equilibrio ecológico hay que hacer causa común para evitar que le sigan haciendo daño a las riquezas naturales que adornan la región y en especial al Parque Nacional Los Nevados. Ya es suficiente la amenaza de “El Niño” y de algunos fenómenos naturales, esos sí incontrolables como para permitir que la mano del hombre destruya lo que la naturaleza nos ha dado.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -