14.4 C
Pereira
miércoles, julio 6, 2022

El hielo detiene un volcán llamado Egan Bernal, nuevo líder del Tour

Es tendencia

- Advertisement -

Solo una tormenta de granizo que destrozó la carretera en Val D’Isere, a 22 kilómetros de la meta de Tignes, pudo parar al colombiano Egan Bernal, quien marchaba desatado, solo, desde las pendientes del Iseran hacía el maillot amarillo del Tour.

La naturaleza detuvo el ataqué demoledor del joven de 23 años, que reventó la etapa y el Tour en el coloso más alto de la presente edición, por cuya cima pasó volando con 59 segundos sobre un grupo con todos los hombres de la general menos el líder, Julian Alaphilippe, que lo hizo a 2.08.

En pleno descenso se encendieron las alarmas de seguridad. La carretera quedaba inutilizada por una tormenta de granizo. La organización dio por terminada la decimonovena que empezó en Saint Jean de Maurienne y debía terminar en la estación de Tignes en la cima del Iseran. Bernal, que no obtuvo el premio de la victoria de etapa, si se convertía en nuevo maillot amarillo.

LAS LAGRIMAS DE PINOT

Se había formado ya la escapada del día con 34 corredores cuando se bajó de la bicicleta el francés Thibaut Pinot, quinto en la general a 1.50 del líder. Un candidato al maillot amarillo, llorando, dejó sus ilusiones en la cuneta, despidiéndose de una oportunidad única para haber tomado el relevo de Bernard Hinault, último ciclista galo que ganó el Tour en 1985.

Frustración para Pinot por culpa del un desgarro muscular en su muslo izquierdo, y para la afición francesa, la misma que soñaba con el conquistador del Tourmalet en la cima del podio de París y que sigue soñando con Alaphilippe a falta de una etapa para la hazaña.

La desolación ya viajaba en el coche del equipo Groupama y la fuga seguía la marcha con el Ineos en la función de marcar el ritmo de caza. Delante había gente del top ten como Valverde y Urán y las intenciones del equipo de Bernal y Thomas se iban a reflejar en la fase de carrera de continuo ascenso que terminaba en la cima del Iseran, en el kilómetro 89.

BERNAL DINAMITA EL ISERAN

Iseran, coloso techo del Tour con sus 2.770 metros de altitud en sus pendientes el Ineos se transformó en el Sky de años anteriores, escena casi inédita en este Tour. Castroviejo desbrozó el grupo y el festival que marcará el Tour y tal vez la carrera profesional de Egan Bernal empezó a 6 kilómetros de la cima.

Un primer fogonazo poco consistente de Thomas se apagó para encender al huracán Bernal. Puro fuego. Inició un vuelo imparable que devoró la fuga, clavó a Alaphilippe y condenó a la persecución a Thomas, Landa, Kruijswijk y Buchmann, que pasaron por la cima a 1.05 del colombiano. Alaphilippe, medio KO, a 2.04.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -