13.3 C
Pereira
viernes, julio 19, 2024

Rusia y Corea del Norte firman un polémico pacto de apoyo ante la guerra

En un encuentro que ha captado la atención internacional, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el líder norcoreano, Kim Jong Un, han firmado un tratado de asociación estratégica en Pyongyang. Este pacto, cuyo contenido detallado aún no ha sido revelado, incluye un compromiso de apoyo mutuo en caso de agresión contra cualquiera de las dos naciones.

La visita de Putin a Corea del Norte y el subsiguiente acuerdo han generado preocupación en las potencias occidentales. Estas temen que el tratado pueda intensificar la cooperación militar entre ambos países. Las sospechas de que Pyongyang ha estado suministrando apoyo logístico, municiones y misiles al ejército ruso en el contexto de su campaña militar en Ucrania se han intensificado con esta nueva alianza.

Kim Jong Un declaró su respaldo total a la invasión rusa en Ucrania, afirmando: «Corea del Norte expresa su total apoyo y solidaridad al gobierno, al ejército y al pueblo ruso en la implementación de la operación militar especial en Ucrania para proteger la soberanía, los intereses de seguridad y la integridad territorial». Este apoyo explícito refuerza la posición de Rusia y subraya la alineación de Corea del Norte con la estrategia militar rusa.

La visita de Putin a Corea del Norte es vista como un movimiento estratégico no solo para mantener la guerra en Ucrania, sino también para fortalecer la posición geopolítica de Rusia en Asia y en la península de Corea. La alianza con Corea del Norte podría proporcionar a Rusia un mayor acceso a recursos militares y logísticos que son cruciales en el conflicto en Ucrania.

Diversos países han manifestado su preocupación ante este nuevo acuerdo, temiendo que la cooperación militar entre Rusia y Corea del Norte podría exacerbar aún más la crisis global y dificultar cualquier posible acuerdo de paz en Ucrania. La perspectiva de un mayor intercambio de armas y tecnología militar entre estos países añade una capa de complejidad a un ya tenso escenario internacional.

La comunidad internacional observa con inquietud este nuevo desarrollo, evaluando las posibles implicaciones y preparándose para responder a los desafíos que plantea esta alianza. Mientras tanto, el pacto entre Rusia y Corea del Norte sigue siendo un factor desestabilizador que podría tener consecuencias significativas para la seguridad y la estabilidad global.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -