19.1 C
Pereira
domingo, mayo 19, 2024

Primer barco hundido por orcas este año: Dos tripulantes rescatados en el estrecho de Gibraltar

En un dramático suceso marítimo, el velero Alborán Cognac se convirtió en la primera embarcación hundida por orcas este año. Según informes de Salvamento Marítimo, a las 9:00 de la mañana del domingo pasado, los dos tripulantes del velero solicitaron evacuación tras un encuentro con estos cetáceos a 14 millas del cabo Espartel, en la entrada sur del estrecho de Gibraltar, en aguas marroquíes. El velero había quedado severamente dañado después de golpes en el casco y daños en el timón, además de una preocupante vía de agua que amenazaba con hundir la embarcación de 15 metros de eslora.

Ante la urgencia de la situación, se desplegó un helicóptero y se solicitó la asistencia del petrolero MT Lascaux, que se encontraba cerca. Mientras tanto, se instruyó a los navegantes a ponerse chalecos salvavidas, encender el AIS (Automatic Identification System) y tener las radiobalizas listas para una posible localización. Una hora después del aviso, a las 10:00 de la mañana, los tripulantes fueron rescatados a bordo del petrolero, que los llevó a Gibraltar. Trágicamente, no se pudo hacer nada por el velero, que finalmente se hundió.

Este incidente resalta un fenómeno que ha estado ocurriendo con más frecuencia en las aguas del Atlántico: los encuentros entre embarcaciones y orcas. Expertos que estudian el comportamiento de estos cetáceos en la región explican que detrás de estos incidentes están las orcas ibéricas, conocidas como gladis, una población de aproximadamente 37 individuos que migran entre el norte de la península Ibérica y el estrecho de Gibraltar.

Desde mayo de 2020, se han documentado siete naufragios de embarcaciones en la región, incluyendo veleros y lanchas de pesca marroquíes. Estos encuentros ocurren principalmente en la costa atlántica de la península Ibérica, así como en zonas adyacentes de Francia y Marruecos, debido a que esta ruta es la migratoria de las orcas, que siguen al atún, su principal fuente de alimentación.

Los expertos señalan que estos incidentes no son ataques intencionados, sino más bien un comportamiento aprendido que puede estar relacionado con la curiosidad o el juego de las orcas. Sin embargo, advierten sobre los peligros que pueden representar para las embarcaciones y sus tripulaciones. Ante este escenario, el Ministerio de Transportes ofrece recomendaciones para la navegación por la zona, instando a los navegantes a notificar cualquier avistamiento o interacción con cetáceos para garantizar la seguridad en el mar.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -