22.4 C
Pereira
sábado, septiembre 24, 2022

Los perros de manejo especial deben tener un cuidado diferente.

En las últimas horas un vídeo se volvió viral, el cual muestra como una mujer que había sacado a su mascota a pasear dentro de un conjunto residencial, fue atacada sorpresivamente por un perro. En las angustiosas imágenes se puede observar como esta intenta poner a salvo a su perrito, mientras esto sucede el atacante no para de ladrar y morder. Al cabo de varios minutos, un guarda de seguridad aparece en la escena, y entre los dos intentan alejar al animal, que al parecer no se detiene con nada. Finalmente luego de un largo tiempo, llega quien presuntamente sería el dueño de este, y logra detenerlo. Según varios ciudadanos los hechos se habrían registrado en Pereira, pero hasta el momento dicha información no se ha podido corroborar, así como el estado de la persona afectada.

Lo preocupante, es que estos casos suelen ser más frecuentes de lo que se aprecia, por lo que se genera la inquietud ¿Cómo deben manejarse esta clase de animales?. Cabe recordar que un proyecto de ley hace 4 años hizo que estas razas pasaran de llamarse “potencialmente peligrosos” para denominándose de “manejo especial” ,esto se realizó buscando evitar el estigma que se generó al calificar 14 razas de perros como perjudiciales.

Según dicha ley, hay caninos especiales y no todos los perros deben llevar bozal, todo depende del comportamiento, crianza y la forma en que sus dueños los mantengan. Nancy Castro Médica Veterinaria y consultora en comportamiento de perros y gatos de Univerzoo Animal explicó que es lo que sucede normalmente en este tipo de casos.

“Es un vídeo angustiante y muy preocupante porque se ve como la propietaria sale con heridas de consideración, ver como le muerde un brazo y la hace caer, genera angustia. Cabe recordar que los propietarios de los perros somos responsables por lo que ellos puedan hacer, por lo que hagan en la comunidad donde vivimos, por lo que hacen a otros perros, a otros humanos. Siempre al sacar a nuestras mascotas deben ir con correa, eso hace parte de la tenencia responsable, yo tengo que responder por lo que él haga por fuera o dentro de mi casa incluido en lo que se refiere a la eliminación fisiológica, y más cuando tiene que ver con un perro con características tan potentes, como en este caso.

Aquí lo que hay que hacer es un llamado a la conciencia, a la responsabilidad, y a entender que somos nosotros los poderosos, responsables y encargados de cambiar el estatus que la misma sociedad le ha dado a estos perros. Sacarlos siempre con su respectiva correa, bozal si lo requieren, aunque esta es una herramienta satanizada, a veces mal vista, no es mala, es algo que sirve y se debe utilizar de manera responsable, y si tengo un perro que por naturaleza le gusta casar a otros perros, que es imponente, que le gusta perseguir, debo ser aún más responsable, estar mucho más pendiente de él, y jamás sacarlo suelto”.

Así mismo Castro indicó que “Hay que aclarar que no es el perro el culpable de sus acciones, es el propietario, su dueño, su guía, el que debe estar pendiente de él, y debe tener unas directrices claras cuando salgan de paseo. Así podremos evitar desenlaces tan dolorosos como esta situación que anda circulando en redes sociales”.

Ley

Hay que recalcar que los animales no son agresivos por sí mismos y la mayoría de los casos de agresiones son realmente comportamientos defensivos. Los animales sólo agreden cuando son atacados, presentan algún tipo de dolencia o enfermedad, están protegiendo su territorio, sus crías o su alimento, o han sido entrenados para esto, como en el caso de los perros usados en peleas.

El Intendente Alexander Marulanda de la Unidad de Protección Ambiental de la Policía Metropolitana de Pereira manifestó que “A nuestra unidad llegan varias denuncias por casos como esta, donde se evidencia agresiones por parte de algunos animales, hacia algunas personas u otros animales. Según la ley 84 de 1989, ley 1774  de 2016 y la ley 1801 del 2016 indica que nuestro proceder es que debemos atender estas denuncias y posteriormente informar a las autoridades correspondientes, en este caso inspector de policía o corregidores, para que ellos tomen las medidas necesarias”.

Dato. Cuando un perro ataca por primera vez a otro animal, el ser humano que esté a cargo de él podrá ser sancionado económicamente por las autoridades y además deberá pagar por los daños causados al otro animal. En caso de reincidencia, el animal agresor podrá ser decomisado y puesto a disposición de las autoridades locales o municipales. De igual forma sucede cuando un animal ataca a una persona ocasionándole lesiones permanentes de cualquier tipo.

Artículo anteriorHerejías
Artículo siguienteHermanos Uribe van por el sueño Olímpico

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -