21.2 C
Pereira
viernes, junio 21, 2024

Cinco expresidentes rechazan propuesta de Constituyente de Petro

La reciente propuesta del presidente Gustavo Petro de convocar una Asamblea Constituyente ha generado una oleada de críticas por parte de cinco expresidentes de Colombia, quienes calificaron la iniciativa como un «acto contra la Constitución». La polémica propuesta, presentada en el contexto de los Acuerdos de Paz, ha encendido un intenso debate sobre la estabilidad democrática y el respeto a la Constitución de 1991.

Contexto y Declaraciones de Petro

El presidente Gustavo Petro ha sostenido repetidamente que el poder del pueblo debe decidir su permanencia en el cargo, y ha insistido en que el Congreso debería convocar una Asamblea Constituyente. «Se dirá que el Congreso hoy puede asumir su rol histórico. Está abierta la discusión política. En mi opinión le corresponde ya al poder Constituyente del pueblo el hacerlo; también está en discusión cuál puede ser el medio para hacerlo: una Asamblea Constituyente solo es un medio de varios para expresar el poder Constituyente. El papel histórico del Congreso hoy, es tramitar su convocatoria, si no, el poder Constituyente, tarde que temprano, lo hará», afirmó Petro.

El presidente también sugirió que los Acuerdos de Paz podrían servir como base para convocar una Constituyente, una idea que ha provocado una respuesta unánime de rechazo por parte de cinco expresidentes: Juan Manuel Santos, Iván Duque Márquez, Álvaro Uribe Vélez, Ernesto Samper Pizano y César Gaviria.

Reacciones de los Expresidentes

César Gaviria (1990-1994) expresó que intentar convocar una Constituyente utilizando los Acuerdos de Paz es un acto en contra de la Constitución. «El respeto a ella es la principal garantía que se le puede brindar a los colombianos, de que las decisiones futuras provienen de un acuerdo y no de una imposición velada. Intentarlo es un acto contra la misma Constitución del 91, que respalda la inmensa mayoría de los colombianos», declaró Gaviria. Agregó que el artículo 376 de la Constitución establece claramente la única forma en que puede ser convocada una Asamblea Constituyente, y cualquier intento por fuera de este marco atentaría contra la estabilidad democrática.

Juan Manuel Santos (2010-2018), arquitecto de los Acuerdos de Paz de 2016, criticó la propuesta de Petro señalando que no tiene base jurídica. «La teoría de que el acuerdo es un acuerdo especial que pueden modificar las partes contratantes tampoco tiene asidero jurídico porque los acuerdos especiales presuponen que el conflicto entre las partes continúa. Y ese no fue el caso entre el Estado y las FARC», explicó Santos. Instó al gobierno a concentrarse en resolver los problemas crecientes del país en lugar de buscar una Constituyente.

Iván Duque (2018-2022) también se manifestó en contra, acusando al gobierno de Petro de querer perpetuarse en el poder sin seguir los procedimientos constitucionales. «El hecho de que un presidente antes de cumplir dos años ya esté hablando de reelegir un proyecto político y que amenace en que si no se lo permiten él se quedará hasta que el pueblo diga, pues es una constante agresión también al orden constitucional», afirmó Duque, calificando la propuesta como un ataque al orden constitucional y a los periodos presidenciales establecidos.

Álvaro Uribe (2002-2010) advirtió que la convocatoria de una Asamblea Constituyente por fuera de los mecanismos establecidos sería un golpe de Estado. «Todo el ejercicio popular, el derecho del pueblo del Constituyente primario, todas las expresiones de democracia participativa, están rigurosamente reglamentadas en la Constitución, no puede el presidente Petro inventarse un mecanismo diferente para convocar una Asamblea Constituyente», enfatizó Uribe.

Ernesto Samper (1994-1998) subrayó que utilizar el Acuerdo de Paz para convocar una Constituyente no es legítimo y constituiría un salto al vacío que podría socavar la institucionalidad. «Sería una Constituyente de facto, un salto al vacío de la institucionalidad que empezaría por desconocer el Congreso y la Corte Constitucional», advirtió Samper.

La propuesta del presidente Gustavo Petro de convocar una Asamblea Constituyente ha sido recibida con un fuerte rechazo por parte de los expresidentes de Colombia, quienes advierten que este movimiento podría desestabilizar la democracia y contravenir la Constitución de 1991. A medida que el debate continúa, el país se encuentra en una encrucijada sobre el futuro de su sistema político y la estabilidad de su marco constitucional.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -