13.3 C
Pereira
viernes, julio 19, 2024

A los dos meses de la desaparición del padre Darío Valencia, monseñor Rigoberto Corredor hace un llamado para que no sea olvidado

Al cumplirse hoy 25 de junio, dos meses de la desaparición forzada del padre Darío Valencia Uribe, obispo de la DIócesis de Pereira, monseñor Rigoberto Corredor, hace un llamado a la oración y a conservar viva su memoria.

“Nos acogemos a la gran fuerza de la iglesia que es la oración. Seguimos orando por el padre Darío Valencia Uribe y conservando vida su memoria. “No lo podemos olvidar. Es un sacerdote de la DIócesis. No sabemos el paradero del padre, Si está en la eternidad o está vivo. Él fue forzado a esta situación. La iglesia continúa orando, conservando viva su imagen, asta saber qué pasó con él.

Monseñor Rigoberto ha pedido celebrar la eucaristía cada 25 de mes en todas las parroquias, recordando así la fecha de su desaparición y a los fieles les ha pedido una constante oración por él.

Monseñor afirmó que la Iglesia confía en las autoridades y en el proceso judicial para determinar qué pasó con el padre Darío. Destacó la importancia de que el Estado cumpla con su responsabilidad de velar por la integridad de las personas y que la justicia avance en este caso. Mientras tanto, la iglesia hace lo suyo y es orar y mantener viva la memoria del padre Darío Valencia.

“Este caso fue una desaparición forzada y confiamos en las autoridades.Confiamos que tanto la parte espiritual como la legal avancen hacia la verdad y la justicia”, fue el contundente mensaje de monseñor Rigoberto Corredor.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -