No cargue su celular con un cable defectuoso

Usar un cable roto puede parecer inofensivo pero a veces puede tener consecuencias inesperadas. Es recomendable que cargue el celular apagado y que solo cargue la batería cuando se haya consumido por completo.

Algunos problemas
1. Electrocuciones: la consecuencia más grave de cargar un celular con un cable roto es que podría electrocutarse. De hecho, varias personas fallecieron en los últimos años por ese motivo. A veces ni siquiera hace falta que el cargador esté dañado. Basta con que no sea auténtico. Según estudios y pruebas realizadas, con una serie de cargadores falsos se descubrió que el 98% de ellos pueden causar una descarga eléctrica letal.

2. Daños en la batería: a veces, un cargador falso o dañado no llega a quemar el teléfono, pero puede deteriorar la vida útil de la batería. La razón es que usa un voltaje que no siempre cumple los estándares. Cubrir la parte dañada del cable no remedia el problema del todo, por lo que si su cargador está roto, es mejor que deje de usarlo cuanto antes.

3. Incendios y explosiones: los cables falsos o defectuosos “pueden hacer que los dispositivos se sobrecalienten e incluso exploten, destrozando tu teléfono y, posiblemente, causándote daños serios.

Consejos:

Evita enrollarlo.
No lo doble muy fuerte.
No lo guarde en lugares con alta temperatura.

¿Cómo detectar un cargador falso?

Fíjate en el texto, la marca y los errores gramaticales.
Puerto USB: ¿está boca abajo o en un lugar diferente?
Materiales y peso: los falsos son más ligeros (y están huecos por dentro).
Observa el final del enchufe (si es falso, suele tener brillos e imperfecciones).
Forma y tamaño: las clavijas de los falsos suelen ser más grandes.

Compartir