19.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

Travesía hacia la Laguna del Otún

En el corazón del páramo, está la majestuosidad de los frailejones y la serenidad de las aguas cristalinas.

En el amanecer de un miércoles, una caravana de vehículos se congregó frente a la gobernación de Risaralda, marcando el inicio de una travesía única hacia la mítica Laguna del Otún. Este viaje no solo prometía explorar la majestuosidad de la naturaleza, sino también plantar la semilla de la conciencia ambiental y la responsabilidad hacia nuestro entorno.

La caravana, compuesta por unas veinte camionetas, comenzó su travesía hacia los termales de Santa Rosa de Cabal, inicialmente en un terreno tolerante que pronto daría paso a una trocha agreste sembrada de rocas y desafíos. La travesía, aunque físicamente exigente, llevaba consigo la promesa de descubrimientos reveladores y experiencias inolvidables.

A medida que la caravana avanzaba, la presencia de seguridad, encabezada por la Policía, el Grupo de Acción Unificada por la Libertad Personal (GAULA), y líderes locales, destacaba la importancia del evento y el compromiso de proteger el frágil ecosistema de la Laguna del Otún. Periodistas y representantes de empresas comprometidas con el desarrollo sostenible se unieron a la expedición, conscientes de la urgencia de preservar la belleza natural del área.

En el camino, una pausa técnica reveló situaciones cómicas entre los viajeros, destacando la dualidad entre hombres y mujeres al abordar las necesidades fisiológicas en la naturaleza. Risas nerviosas y gestos de camaradería llenaron el aire, creando un ambiente ligero y ameno en medio de la travesía desafiante.

Al llegar a la entrada del Parque Nacional Los Nevados, la caravana fue recibida con una bienvenida cálida y una selección de delicias locales. Pandebonos, achiras y buñuelos ofrecieron un reconfortante para el hambre que acompañaba el viaje, aunque la ausencia de café dejó un vacío en la experiencia matutina.

La noticia de que solo un reducido número de vehículos podría avanzar hacia la laguna llevó a una improvisación ingeniosa para asegurar que todos pudieran compartir la experiencia. Grupos de personas se acomodaron en platones de camionetas y asientos de vehículos, fortaleciendo los lazos de compañerismo y solidaridad.

La llegada al borde de la Laguna del Otún fue un triunfo compartido, marcando el inicio de una experiencia transformadora. La majestuosidad del paisaje, reflejada en las aguas cristalinas y los frailejones centinelas.

La travesía no solo fue un viaje físico sino también una oportunidad para reflexionar sobre los desafíos ambientales que enfrenta la Laguna del Otún. La evidencia del cambio climático y la actividad humana se hizo evidente, instando a la acción y la conciencia. Conversaciones entre expertos y líderes se centraron en soluciones sostenibles, desde programas de reforestación hasta prácticas agrícolas responsables.

Al avanzar hacia la Laguna del Otún, llevamos con nosotros la promesa de un compromiso renovado con la naturaleza. A través de la colaboración y la implementación de medidas efectivas, podemos enfrentar los desafíos ambientales y construir un futuro más sostenible. Cada paso dado en la travesía fue un recordatorio de nuestra conexión con la Tierra y la responsabilidad compartida de protegerla para las generaciones venideras.

Con la Laguna del Otún como testigo, nos despedimos con la esperanza de que esta travesía inspire a otros a embarcarse en su propio viaje hacia la conciencia ambiental y la preservación de nuestra preciada Tierra.

En el retorno, mientras la caravana descendía de las alturas del páramo, el cansancio físico se mezclaba con un sentimiento de logro. Cada ocupante, a pesar de las incomodidades y desafíos, llevaba consigo un tesoro de recuerdos y lecciones aprendidas en la travesía hacia la Laguna del Otún. La camaradería forjada en medio de sacudidas y giros difíciles permanecía como un testimonio de la capacidad humana para superar obstáculos en pos de un objetivo común: la preservación de la naturaleza.

Las imágenes de la Laguna del Otún y la conciencia de su fragilidad ambiental actuaban como un llamado persistente a la acción. Este viaje no solo fue un paseo por paisajes extraordinarios, sino un catalizador para un cambio más profundo en la forma en que cada individuo ve y valora la naturaleza que nos rodea.

Julio César Gómez, Director Cárder

Las condiciones de cambio climático han hecho que todos estos ecosistemas tengan serias alteraciones, hoy vemos como nuestra Laguna, que es la que garantiza el agua a casi un millón de habitantes, está muy abatida. La vemos bastante seca y ha perdido mucho de su estructura hídrica. Lo que nos obliga a reflexionar y empezar a estudiar soluciones, empezar a consolidar todo lo que es el ecosistema de páramo que creo que es donde está la gran posibilidad de volver a recuperar estas estructuras, humedades tan importantes no sólo para la conservación y la captura de gas efecto invernadero sino para garantizar el agua de una región tan importante y tan desarrollada como es la región centro occidente de Colombia

Juan Diego Patiño Gobernador

Un panorama muy desolador, pero también con muchos alientos de trabajar en pro de mejorar las condiciones de ese recurso hídrico, trabajando articuladamente con la autoridad ambiental e instando a las autoridades locales como los municipios de Pereira, Dosquebradas,  a la empresa de Aguas y Aguas para que acompañen en un proceso de reforestación importante para así asegurar el recurso hídrico vital para cientos de miles. Como gobierno departamental vamos a iniciar un proceso de compra de predios para conservación, tenemos cerca de 4.000 hectáreas en ganadería extensiva en los límites con el Parque Nacional Natural de Los Nevados que requieren ser conservadas”.

Johana Benavides, Directora Parque Nacional de los Nevados

“Queremos que se apropien del área protegida esto no solamente puede ser responsabilidad de una institución como es parques nacionales, sino que necesitamos el compromiso de todos. El patrimonio natural que se conserva en esta área nos aporta a los colombianos, pero también al mundo entero, estamos en una época de sequía, de fenómeno del Niño que no sabemos cuánto se vaya a extender. lo que aumenta la probabilidad de incendios.  Por favor, hay una normatividad, y como autoridad tenemos que hacer cumplir la ley”.

 

 

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -