26.9 C
Pereira
sábado, marzo 2, 2024

Neoliberalismo

Aprovechando la escasa información de la mayoría de los colombianos humildes, a Gustavo Petro le gusta utilizar el término “neoliberalismo” como causa de los problemas sociales cuando no los atribuye a los “blanquitos ricos”, a Uribe Vélez o a los “mafiosos” que han gobernado este país.

Con seguridad, Petro no sabe qué es el neoliberalismo porque terminó los estudios de economía en la Universidad del Externado hace cuarenta años exactamente y porque hay nuevas interpretaciones o acepciones del término que él no estudió. De todos modos, el humilde campesino y la señora que dedica su tiempo a la televisión y a las redes sociales se imaginan que “neoliberalismo” debe ser algo así como el “Coco” o el demonio. 

En realidad, el neoliberalismo fue una forma de capitalismo llevado al extremo por un grupo de economistas chilenos de los años setenta del siglo pasado, los Chicago Boys, formados en la Universidad de esa ciudad. En mi adolescencia leí un libro de uno de esos economistas gringos, Milton Friedman. Me impactó tanto que aún lo recuerdo porque proponía a los gobiernos suprimir todo tipo de subsidios. El mismo Friedman acuñó el término el “milagro de Chile” para referirse a los excelentes resultados de sus discípulos durante el régimen de Pinochet.

El neoliberalismo no es otro nombre de satanás como lo presenta el mal informado presidente de los colombianos; fue el sistema económico creador del tremendo desarrollo de Chile. Lo que hizo el neoliberalismo “fue introducir un sistema de libre emprendimiento inspirado en ideas liberales clásicas que postulan la capacidad de las personas de salir adelante”, escriben Axel Kaiser y Gloria Álvarez en su excelente texto “El engaño populista. Por qué se arruinan nuestros países y cómo rescatarlos”.

Cuando Salvador Allende fue derrocado por un golpe de Estado apoyado por los Estados Unidos, la inflación había llegado al 160 por ciento, similar a la que deja el peronismo este año en Argentina y que Javier Milei busca superar con su proyecto liberal libertario, muy parecido al usado por Pinochet y sus Chicago Boys.

“Es como si hoy en Venezuela llegara un gobierno y, para revertir el desastre creado por el régimen chavista, privatizara empresas estatizadas, liberara precios, abriera los mercados de capitales, redujera regulaciones, etc. Liberalizar es precisamente lo que el populista y el totalitario no quieren porque desean mantener el control de la población en sus manos”, según Kaiser y Álvarez.

En una versión más actualizada del neoliberalismo, Byung-Chul Han lo presenta como un nuevo modo de producción según en el esquema de Carlos Marx. Los modos de producción esclavista, feudal y capitalista concluirían con el socialismo de la paz total o de la abolición de las clases. Han opina que el neoliberalismo es el modo de producción poscapitalista porque los medios de producción han cambiado. Si el marxismo era la ideología de la primera revolución industrial, el neoliberalismo lo es de la cuarta, la edad del conocimiento, del emprendimiento, de los algoritmos o internet y la hiperculturalidad.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -