22.5 C
Pereira
miércoles, febrero 28, 2024

Colombia protege su ave nacional

AGENCIA EFE

El cóndor andino (Vultur gryphus), símbolo de Colombia, que se encuentra en peligro grave de extinción, tendrá por primera vez un programa para su conservación.
El cóndor aparece en el escudo nacional de Colombia, pero cada vez son menos los que surcan los cielos de los páramos como el del Almorzadero, ubicado a más de 4.000 metros de altura entre los departamentos de Santander y Norte de Santander, en el oriente del país.
Después de una expedición de dos kilómetros rodeada de vegetación única de esas alturas, como los tres tipos de frailejones que inundan el páramo, se llega al punto donde los trabajadores de esta iniciativa de conservación arrojan carroña a los cóndores para captarlos a través de cámaras escondidas con sensores de rayos infrarrojos.
Tras recibir la noticia de tres aves muertas nació, en 2022, la Red Nacional de Protección del Cóndor Andino en colaboración con la Fundación Parque Jaime Duque y la Asociación de Mujeres Campesinas de Cerrito.
Estos cóndores que encontraron muertos habrían sido envenenados, según el informe de la Corporación Universitaria Remington, pero las alertas saltaron cuando descubrieron que una de ellas fue impactada por perdigones de escopeta.
La Red tiene como objetivo que las comunidades que conviven con el ave comprendan que deben “coexistir para proteger al animal de las amenazas” que lo acechan, indicó el coordinador de la Re y director de la Corporación Autónoma de Santander (CAS), Alexcevith Acosta.
El censo del animal ha ido descendiendo peligrosamente en los últimos años, hasta llegar a un promedio de unos 69 en toda Colombia, de los cuales 40 viven en Santander, según el encargado de la alimentación y monitoreo de la especie, Carlos Grimaldos.
Además, aquellos que se pueden ver en los páramos de Santander tienen ya las características plumas negras y la parte dorsal blanca, por lo que saben que son jóvenes y “están en edad de reproducirse”.
El cóndor es un animal carroñero cuyas alas pueden superar los tres metros de envergadura y su peso puede llegar a los 15 kilos, convirtiéndose así en el ave terrestre voladora más grande del mundo.
“Son animales que en cautiverio han llegado a durar más o menos entre 70 y 80 años”, siendo también de las aves más longevas que existen, apuntó Grimaldos.

Las amenazas
Las principales amenazas para la supervivencia del cóndor son la deforestación y la actividad humana, en especial, envenenamientos.
“Los encontrados muertos sabemos que fallecieron por intoxicación al ingerir carroña que murió por químicos de fertilizantes”, siendo así un ciclo de envenenamiento que se cobra la vida no de uno, sino de dos animales, alerta el experto.

 

El jaguar ha perdido un 39 % de su hábitat

En Colombia, el área de distribución del jaguar se ha reducido en 39 % del área original, una cifra que se suma a la batería de amenazas que enfrenta esta emblemática especie.
Los conflictos humanos, el tráfico ilegal y la crisis climática son algunas de los riesgos que afectan a estos animales, presentes en casi todo el territorio nacional; desde el Caribe y los bosques húmedos del Chocó, hasta la Cordillera de los Andes, la Orinoquía y la Amazonía, donde está presente en el 90 % de la región.
Con motivo del Día Internacional del Jaguar, que se conmemoró este miércoles 29 de noviembre, organizaciones ambientales levantan una alerta por las condiciones de estos felinos, presentes en la mayoría de los países de América.
En los últimos 130 años, en México y en Colombia han perdido cerca del 40 % de su territorio, mientras que en Argentina, Paraguay o Bolivia se encuentran en situaciones críticas, alertó WWF Colombia.
El crecimiento de la frontera agropecuaria, la minería, la explotación forestal, el tráfico ilegal, el conflicto con los humanos y la crisis climática son algunas de las causas de que hayan desaparecido del 46 % de su territorio original.
El jaguar, que habita en casi todos los ecosistemas que están por debajo de los 2.000 metros sobre el nivel del mar, es una “especie sombrilla”, ya que apoya diversas funciones para mantener la salud de los ecosistemas y de su conservación depende el bienestar de varias especies.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -