18.2 C
Pereira
jueves, febrero 22, 2024

Una alegría sin causa

Es tendencia

UTOPIAS

- Advertisement -

Maritza Salazar Velásquez
Columnista

¿Dime con tu vida qué estás construyendo? ¿Realmente una estructura o quieres levantar un gran monumento? ¿Pasas más tiempo enfocado en los detalles o te detienes, desde el inicio, a pensar en los cimientos? Disculpa que te haga estas preguntas; sin importar tu profesión, eres tu propio arquitecto, y sólo deteniéndote a cuestionarte, sabrás dónde estás poniendo tu atención, a qué le estás regalando tu tiempo.

La construcción, eso que estás haciendo, es tu verdadero ser, no lo construyas sobre tierra sin sustento. Puedes pretender ser una obra magna, pero encargarte de que todo esté en orden desde el comienzo, sino solo serás un edificio monstruoso que se derrumbará con el tiempo.

No le des más importancia a que tú como estructura luzcas impecable, si sabes que por dentro tienes vigas con comején y goteras por montón; serás solo una fachada que levantará admiración, una mentira mal contada, una equívoca razón. Eres tú quién se engaña por hacer una mala inversión,por poner tu foco afuera y no en el interior. Estás a tiempo.

Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -