13.3 C
Pereira
viernes, julio 19, 2024

Ya trabajan en dos viejas necesidades

En la Comuna del Café, las comunidades de Luis Alberto Duque, Pinares del Café, Mirador de Llanogrande, una comunidad flotante de casi mil personas y la comunidad educativa del Hugo Ángel Jaramillo, empiezan a ver cambios.

‘Al César, lo que es del César’, así como en innumerables ocasiones se han visibilizado los problemas de las comunidades, también hay que contar cuando estas peticiones son solucionadas por la Administración municipal.

  1. I.E. Hugo Ángel Jaramillo, barrio Málaga

En medios, fueron más de cuatro años en los que se mostraba la urgencia de intervenir el puente sobre la quebrada Alto Erazo, la que en época invernal se crece y no permite que los estudiantes que van a pie pasen sin mojarse. Según un video en redes sociales las obras comenzarían en mayo, luego de la declaratoria de Urgencia Manifiesta, pero finalmente arrancaron la semana pasada. Ayer el panorama era diferente, la polisombra, el material, algunos obreros.

Atrás el colegio, ya la polisombra tapa las columnas del puente y dentro en tres meses más o menos, la vista será otra.

Hubo un conato de malestar, al parecer, algunos padres de familia estaban inconformes, porque solo veían un cerramiento sin mayor acción, ante eso Jaime Agudelo, líder de la Comuna, comenta: “En todo siempre va a existir la oposición y usted puede ver que sí están trabajando. Toca tener un poquito de paciencia, porque esto va a generar algunos traumatismos, pero esta obra va a generar impacto. La invitación es a sentirnos orgullosos”.

La rectora y  los líderes comunitarios no le dan crédito a sus ojos, la dicha les gana y agradecen a la Alcaldía por la intervención. Sandra Zamudio es la rectora de la institución y afirmó: “Primero tenían que hacer estudio de suelos y por eso tal vez apenas vemos el movimiento. Va a ser una obra nueva, según lo que me han informado, no se va a reforzar el puente viejo, porque el trazado de la carretera cambia en la semicurva para que sea un puente nuevo 100% vehicular y peatonal”.

La rectora comentó además que el puente actual va a ser provisional mientras los trabajos, que de ser necesario el cierre total del mismo, alguna alternativa les darán por parte de los ingenieros. Hay dos obras complementarias que deberían ser incluidas en esta obra, porque de dejarse para después, pueden pasar 4, 8 0 16 años otra vez y son: un box Culvert antes del puente, porque la quebrada tiene allí un brazo que dificulta la movilidad y la revisión del terreno del colegio donde hay juegos infantiles y que está al lado de la quebrada que tiene el terreno socavado por el paso de la misma.

La señora Nancy Espinosa, edil de la Comuna, comentó: “Fueron muchas las subidas y bajadas de escaleras en la Alcaldía, las que hicimos la rectora, Jaime y yo, no desfallecimos, es una felicidad muy grande, gracias a la ayuda de todas las personas”.

  1. El talud de Pinares del Café

Jhon Harold Acosta, presidente de Asojuntas de la Comuna del Café, argumentó: “La problemática que hay en la obra de mitigación afecta a cuatro comunidades, la alcaldía viene muy juiciosa y les quiero agradecer al alcalde, al secretario de Infraestructura y a la directora de la Diger. Yo sé que están haciendo la labor, los estudios arrojaron que después de seis metros es roca sólida y van a perforar entre 15 y 20 metros para vaciar columnas que sostengan y eviten que siga cediendo el terreno, sé que la Administración está muy pendiente de jalonar los recursos desde el orden nacional para ejecutar toda la obra completa que consta de cuatro fases”.

Don Luis muestra partes de la vía que el terreno ha jalado hacia abajo.

“Tranquilos del todo no estamos”, es el sentimiento que expresa el tesorero de la JAC de Pinares del Café, Luis Alberto Restrepo, y continúa: “Vino el ingeniero Diego Ríos, para poner unos sacos de cemento y tierra, para hacer algo como un gavión, pero eso tampoco sirvió y se los dije, la corona del talud no soportaba más peso y además iban a quedar montados sobre tierra movida. Esas estopas fueron a parar allá abajo por debajo de la malla, ahora vienen con esta nueva intervención y hay que esperar. Dicen que van a hacer unos anclajes para estabilizar el terreno”.

La intranquilidad está, como se lo explicaron a la Diger, en el manejo de las aguas lluvias, porque no lo han tenido en cuenta, dice el señor Restrepo, “En cierta ocasión vinieron que sí que hay que hacer trasversales, pero eso no se ha visto y si no se hace el trabajo no va a servir. Toca esperar y de todas maneras dar las gracias por apersonarse por fin de esto”, puntualizó Restrepo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -