21 C
Pereira
domingo, marzo 3, 2024

Los lavaderos de carros y el Niño

¿Se ha puesto a pensar quién necesita más el agua en este momento? La invitación es a reconsiderar el lavado excesivo de los automóviles.

A raíz de los diferentes fenómenos climáticos que se presentan en la actualidad es que concejos municipales, alcaldías y los Códigos de Tránsito y de Policía debieron reglamentar actividades como el lavado de fachadas, andenes y vehículos en los sitios de residencia. Por ello el auge de los ‘lavaderos’, como se les llama popularmente, se incrementó desde hace más de una década.

Además, el Código Nacional de Tránsito tipifica esta conducta como una práctica impropia y se sanciona pecuniariamente con un monto que asciende según las circunstancias que encuentre la autoridad en el momento, por ejemplo: basados en el parágrafo 9 del artículo 160 del Código ya especificado, la sanción tiene cabida si la acción del lavado del carro impide la circulación de peatones o el tránsito en las vías.

¡Ojo! esto le puede costar

Aunque la diferencia entre las dos sanciones es bastante amplia (cercana a medio millón) Para este año el valor de la multa por Tránsito tiene un aproximado de $64.000 mil, que se pueden convertir en casi $97.000, si con el desarrollo de esta actividad se causa un accidente. Mientras que el Código de Policía estipula que se prohíbe lavar vehículos en la vía pública, ríos, canales o quebradas de las ciudades. Más la inmovilización. ‘Las personas que incumplen con esta norma, reciben una sanción equivalente a ocho salarios mínimos legales diarios vigentes’.

Cómo están las cosas en La Perla

El parque automotor de Pereira es amplio y así como hay carros, pero sobre todo vehículos de transporte público que dan vergüenza ajena, se puede decir que en general lo que corresponde a carros tipo familiar, los propietarios se esmeran porque se vea limpio, pero aquí entra la discusión si dos baldes y un trapo cuentan dentro de la infracción o debe haber un elemento tipo manguera.

Ante el inclemente fenómeno de estos días, se hizo un recorrido para esta nota y se conoció que tanto la Policía Ambiental, como la Carder hacen permanentemente visitas a los establecimientos de lavado para verificar que cumplan con las condiciones y exigencias, como tener vigentes las licencias de vertimientos de aguas, permisos para la concesión de aguas subterráneas, manejo de residuos de carácter tóxico y de basuras, también poseer la infraestructura física adecuada y necesaria que sirva como trampas de grasas y aceites, al igual que los permisos de uso del suelo otorgados por la administración municipal.

En todos los establecimientos visitados se comprobó el compromiso, porque se cuenta con aljibes ubicados por lo menos a 20 metros bajo tierra de los que se proveen del agua. También se supo que hacen un uso racional del agua, porque cuentan con máquinas a presión o hidrolavadoras que cuando están apagadas no alcanzarían a lavar un cepillo de dientes, pero que al encenderlas no tardan ni el minuto en remojar completamente un automóvil. Cabe recordar que de todas formas la energía se genera con agua.

El lavado a presión hace un ahorro en el gasto del agua, así no sea potable.

Cifra

75 carros se pueden lavar en uno de estos establecimientos un sábado y el motor de cada hidrolavadora es de cinco caballos de fuerza, pero lo ponen trifásico para el ahorro de energía.

Dato

Lavar un carro en invierno puede necesitar 20 litros de agua.

Otros aspectos

En la Avenida Sur también hay lavautos y uno de ellos trabaja con el suministro de Aguas y Aguas, porque hace parte de una estación de servicio, aunque también trabajan con agua a presión ante la oleada de calor se han autorregulado y redujeron su horario de atención en cinco horas para que no haya racionamiento.

¿Cómo funciona este lavadero?

Héctor Fabio Taborda – administrador

“No utilizamos el agua del acueducto más que para la cafetería. El pozo recoge toda la noche y en la mañana llenamos tanques, porque solo es lavado exterior, ya que al interior es aspiradora y trapitos”.

Daniel Suárez – administrador

“Tenemos un aljibe y el gasto de agua es mínimo, porque las boquillas son del grosor de una aguja. Aquí tenemos dos equipos, pero en verano la gente no lo trae tanto. Todos estos negocios tenemos que tener todo al día”.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -