18.1 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

Muchas denuncias ciudadanas ante la Comisión Regional de Moralización de Risaralda

Se llevo a cabo el evento «Dialoguemos con la ciudadanía» organizado por la Comisión Regional de Moralización de Risaralda (CRMR), en el que la ciudadanía presentó varias denuncias sobre diferentes proyectos.

Las denuncias ciudadanas son vitales para conocer, de primera mano, las posibles fallas en la ejecución de los proyectos que tienen recursos públicos.

A través de las veedurías ciudadanas, líderes de opinión, integrantes de las juntas de acción comunal o las de administradoras locales, así como de personas preocupadas por el desarrollo de los proyectos, programas e iniciativas, los organismos de control pueden ponerle la ‘lupa’ a diferentes proyectos que se ejecutan en el departamento.

Teniendo en cuenta esto, la CRMR que se encuentra conformada por la Contraloría General República, las contralorías de Risaralda, Pereira y Dosquebradas, la Procuraduría General de la Nación, la Fiscalía, la Rama Judicial, entre otros, llevó a cabo el encuentro «Dialoguemos con la ciudadanía».

En este evento, el primero del año que se hace con la ciudadanía en Risaralda, personas de diferentes municipios del departamento efectuaron una serie de denuncias sobre distintos proyectos que tienen supuestas fallas en su ejecución, de los que no se ha emitido información clara o que simplemente nunca se empezaron a desarrollar.

Denuncias ciudadanas

Una de las denuncias realizadas fue sobre la construcción del Box Culvert entre los barrios El Japón y Aurora en Dosquebradas. Uno de los líderes comunales de la zona tomó la palabra para señalar que la obra no se ha desarrollado de la manera esperada, afectando varias viviendas del lugar, además manifestando las múltiples inundaciones que se han presentado en el sitio.

Otra de las denuncias tuvo que ver con la falta de información puntual sobre el proceso de apropiación del conocimiento. El veedor Jairo Franco, en diálogo con El Diario, aseguró que se le ha solicitado en varias oportunidades a la Universidad Tecnológica de Pereira (UTP) los datos pormenorizados sobre este aspecto, pero hasta el momento no ha tenido respuesta a su clamor.

El presidente de la Liga Risaraldense de Tenis de Mesa, Juan Carlos García, detalló los problemas que tiene actualmente el Coliseo Menor de Pereira, tras las obras de remodelación que se efectuaron para los Juegos Nacionales. Filtraciones de agua, poco espacio para la práctica deportiva, entre otros, fueron las fallas manifestadas por el Presidente de la Liga.

Así mismo, se denunciaron supuestos problemas en la construcción del Palacio de Justicia en Belén de Umbría, las cuales ponen en riesgo la estructura.

Igualmente se habló de los numerosos retrasos que ha tenido la construcción de la Plaza de Mercado de La Virginia, así como los problemas en las vías que comunican con el corregimiento El Aguacate.

Además hubo preocupaciones ciudadanas por diferentes temas como los recursos de la estampilla del adulto mayor en Pereira, la situación del sector Balcones de Santa Mónica en Dosquebradas, el poco avance en el programa Caminos Comunitarios de la Paz Total del Gobierno nacional en Risaralda.

Casos priorizados

Aunque son varias las investigaciones que se realizan desde la Comisión Regional de Moralización de Risaralda (CRMR), hay casos que por la trascendencia de los proyectos y/o las múltiples denuncias de la ciudadanía, son priorizados por la entidad.

Entre estos se encuentra la construcción del Hospital de Alta Complejidad en Risaralda. Proyecto que en su mayoría es financiado por el Gobierno nacional y que el año pasado presentó varios inconvenientes por los retrasos en la elaboración de los estudios y diseños biomédicos, lo que sumado a la solicitud de devolución de los primeros $200 mil millones que había girado el Gobierno nacional al departamento, llevó a que los organismos de control tomaran cartas en el asunto e intensificaran el seguimiento a la obra, incluso efectuando varias visitas a los trabajos que se están desarrollando.

Igualmente está el seguimiento a la primera fase de la Avenida Los Colibríes, una de las obras que más polémica ha generado en Pereira. La Fiscalía seccional Risaralda está investigando las denuncias realizadas por el Alcalde de la capital risaraldense, teniendo en cuenta que el proyecto no se encuentra finalizado, a pesar de que se pagaron más de $50 mil millones al contratista. La ciudad está pendiente del resultado de estas investigaciones.

Otro de los casos priorizados por la CRMR es la construcción de la cárcel La Concordia en El Pílamo, obra que lleva años de retraso y aunque ya se descongelaron los trabajos, incluso se menciona que este año estaría lista la primera fase del proyecto, los organismos de control siguen con la lupa puesta en esta obra, la cual se financia con recursos del Gobierno nacional.

No todos los casos priorizados por la CRMR tienen que ver con infraestructura vial, carcelaria y de salud, también se hace seguimiento a proyectos como la planta de tratamiento de agua potable de Pueblo Rico, la situación ambiental en el Alto del Toro en Dosquebradas y al proyecto de vivienda Terrazas de Monserrate en Santa Rosa de Cabal.

Pie de foto: La presidenta de la CRMR, Mónica Pérez Alarcón (contralora delegada de la Contraloría General de la República en Risaralda), junto a los demás miembros permanentes de la Comisión, invitaron a la ciudadanía a seguir denunciando las problemáticas que presentan diferentes obras en el departamento.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -