¡Cuidado con el licor que se toma!

Una de las problemáticas del licor de contrabando, es que además de afectar la finanzas de los comerciantes legalmente constituidos, es que también abre la puerta a la fabricación y comercialización de trago adulterado, el cual causa graves problemas a la salud. Recientemente la Dirección de Fiscalización de Risaralda, descubrió que las botellas de licor están siendo reutilizadas, entre otras prácticas que ponen en peligro el bienestar de los ciudadanos.

Importantes licoreras del país dieron a conocer a las autoridades del departamento, que los adulteradores de licor están usando botellas encontradas en los basureros y en las calles, así como almacenando aguas lluvias para luego mezclarla con el alcohol etílico.

Alertas

Comentó Carmen Julia Gutiérrez Suárez directora de Fiscalización y Gestión de Ingresos de Risaralda, que es importante que los ciudadanos se concienticen del licor consumen, así como que realicen las compras en negocios reconocidos, pues los insumos que están utilizando los adulterados no son aptos para el consumo humano. Declaró que además de botellas que recuperan de basureros, realizan mezclas con alcohol etílico, sustancia peligrosa para la salud de las personas.

Los fabricantes de licor adulterado, no solo están evitando la limpieza de botellas y el tratamiento del agua, sino que además están utilizando medias veladas y coladores viejos y en malas condiciones, para disminuir la cantidad de residuos que contienen las mezclas que preparan.

El riesgo

Cuando las personas ingieren el producto adulterado, llega al estómago y el organismo conduce el líquido al hígado y riñones y posteriormente al nervio óptico, produciendo quemaduras en dicho nervio, lo que se traduce en cegueras parciales o totales.

Licor seguro

Tenga en cuenta los elementos básicos de identificación de productos adulterados, para que no ponga en riesgo su salud:

Revisar las características que hay las tapas, como el logo y los símbolos, por ejemplo el de la Fábricas de Licores de Antioquia está armado en forma de rompecabezas, los cuales deben estar perfectamente alineados.

Identificar el número del lote que aparece en la tapa y verificar que coincida con el que aparece en el envase. Debe encontrar el día, mes y año de producción, más la hora y máquina de envasado.