19.4 C
Pereira
domingo, noviembre 27, 2022

Contraloría General descubrió irregularidades en plataformas tecnológicas

En los años 2018 y 2019, la Gobernación, a través del Hospital San Jorge de Pereira, suscribió 3 contratos y 1 convenio administrativo, cuya finalidad era la conformación de la red pública de prestadores para la atención integral en salud. 

La Contraloría General de la República descubrió irregularidades en softwares de salud y plataformas educativas virtuales, que se contrataron con recursos de regalías en los departamentos de Risaralda, Cauca, Caquetá, Magdalena y Arauca. Hallazgos fiscales por $14.823 millones.
Se encontró que la pasada Gobernación de Risaralda contrató por cerca de $10 mil millones un software para poder monitorear a los pacientes de la red pública de salud, implementando la historia clínica centralizada, pero la plataforma no funciona, cuando se tendría que haber entregado en noviembre del año pasado.

En tiempo de pandemia

En el comunicado el ente de control, se establece que si este software estuviera hoy funcionando, sería la mejor herramienta para hacer seguimiento y monitoreo a los pacientes de Covid-19 en el departamento de Risaralda. Estas plataformas son activos estratégicos que hubieran permitido superar las barreras del Coronavirus. Así, por ejemplo, un proyecto de historia clínica centralizada en Risaralda, que no ha resultado funcional, habría servido para monitorear de mejor manera los pacientes. Todos estos hallazgos son la continuación de una investigación iniciada en 2019.

No funciona softwares 

En los años 2018 y 2019, la Gobernación de Risaralda, a través del Hospital Universitario San Jorge de Pereira, suscribió 3 contratos y 1 convenio administrativo, cuya finalidad era la conformación de la red pública de prestadores para la atención integral en salud del departamento, mediante la articulación de la historia clínica centralizada en los 16 hospitales del departamento. Como resultado de la auditoría, se pudo constatar que no existe interoperabilidad entre los softwares contratados, es decir que, la historia clínica centralizada no funciona.
Llama la atención de la Contraloría que en los proyectos auditados durante la existencia de la Delegada Sectorial de TIC en el área de Regalías, se efectúan altas inversiones de recursos para la adquisición de elementos tecnológicos intangibles (softwares, contenidos digitales, plataformas educativas, conectividad a internet, etc.), los cuales se subutilizan en los períodos de ejecución contractual, o en el peor de los casos, nunca se vuelven a usar después de finalizado el proyecto, atentando contra el principio de sostenibilidad previstos en la Ley. Según el Contralor Delegado para Tecnologías de la Información y Comunicaciones TICS, de la Unidad de Seguimiento y Auditoría de Regalías, Iván Sánchez Arango, “en este caso, sucede algo similar a cuando se construye una obra, se dota con todo lo necesario, se pone a disposición un recurso humano, y durante la ejecución del proyecto presta el servicio a menos de la mitad de la población objetivo, y cuando finaliza el mismo, se abandona lo contratado”.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -