22.4 C
Pereira
domingo, junio 26, 2022

Vivienda de Interés Social no está garantizada en Pereira

Es tendencia

- Advertisement -

La necesidad de garantizar recursos fiscales para activar programas de vivienda de interés social, así como también las nuevas disposiciones tributarias y otros elementos de la coyuntura económica, llevaron a que se registrara reducción en la compra de vivienda nueva en el país, en el primer semestre del año.

El dato se dio a conocer desde la Cámara Colombiana de la Construcción, Camacol, señalando que los indicadores no alcanzaron los niveles previstos, registrando ventas de 85.000 viviendas, 4131 menos frente al primer semestre del año 2018, por lo que se espera que con la puesta en marcha de las medidas de reactivación anunciadas por el Gobierno, haya recuperación para el segundo semestre con ventas de 97.000 viviendas nuevas.

La economía

Desde la junta directiva regional de Camacol en Risaralda su presidente, Felipe Mejía, explicó que esta situación se debe como primera medida a la situación económica del país, lo cual no permite que las personas tomen la decisión de comprar vivienda, así como también influyen las políticas que ha adoptado el Gobierno nacional frente a los subsidios que se están aplicando en este momento únicamente para los proyectos de Vivienda de Interés Social y, en el caso de Pereira y Dosquebradas, se ha catalogado por desarrollar proyectos urbanísticos del segmento medio, en donde los precios pueden oscilar entre $112 y 360 millones, los cuales están por encima del tope de VIS.

“Al no tener subsidios como los había en el gobierno anterior, ayudas para casa entre $130 y $400 millones, la gente lógicamente se va abstener de adquirir vivienda y se centra en suplir otras necesidades de manutención; es una situación que se ha visto muy marcada en Pereira”, expresó Mejía.
Dejó claro que es necesario seguir haciendo las revisiones pertinentes del Plan de Ordenamiento Territorial, el cual fue demandado desde la entidad gremial argumentando que vulnera las condiciones para el desarrollo de proyectos, lo cual ha afectado las ventas en la capital de Risaralda y que se aumenten en el municipio de Dosquebradas, en donde se están desarrollando actualmente la mayoría de proyectos de vivienda ofertados, lo cual se ve reflejado en las cifras ya que el Municipio Industrial tiene una participación en ventas de vivienda del 48% y Pereira del 52 %, cuando en años anteriores Pereira tenía el 80 % de las ventas y Dosquebradas el 20 %.

“Lo que ha venido pasando en los últimos años es que lo que no se construye en Pereira se va para Dosquebradas y allí se ha tenido un incremento muy grande en ventas. En ese sentido Pereira ha tenido un decrecimiento del 14% en ventas y en Dosquebradas presentó crecimiento del 10,8% en este mismo aspecto”, agregó el presidente de la junta directiva regional de Camacol.

Adicional a esto argumentó que en la capital risaraldense no hay suelo para desarrollar proyectos de viviendas VIS, algo que es deber del Estado garantizar; el único terreno autorizado que había para la construcción de este tipo de vivienda es la tierra del macroproyecto Gonzalo Vallejo, que está ubicado en la vía a Condina y que ya está urbanizado y construido casi en su totalidad.

Otra opción sería el desarrollo urbanístico que se está llevando a cabo en Cerritos, pero no sería viable para la construcción de proyectos VIS, ya que esta es la tierra más costosa del país.

Medidas

Aunque para mejorar el panorama de ventas en este sector desde el Gobierno nacional se han tomado medidas, se cree que la mayoría impactan a nivel nacional y no tanto a nivel local.

Una de estas acciones consiste en lograr que en algunos casos se pueda subsidiar el 90 % del total de la vivienda y el comprador asuma el 10 % como cuota inicial, generando así más posibilidad de obtener vivienda propia.

“Pero esto tendría implicaciones para el constructor ya que para el cierre económico del proyecto se tendría que pedir más plata prestada a los bancos, generando así más intereses y se incrementaría el costo de la vivienda”, explicó el representante de Camacol.

En arriendo

La otra política que tiene el gobierno que puede funcionar, pero más para las grandes ciudades, es el tema de la vivienda en arriendo. En algunas ciudades del país hay viviendas para la venta y lo que se hace es rentarlas, esto le da posibilidad a la persona que viva allí por dos años y en ese tiempo decida si compra el inmueble o no.

Riesgo Jurídico

Otro de los factores que influyen en que se disminuyan las ventas o la oferta de nuevos proyectos es la inseguridad jurídica que se vive en el país a la que Pereira no es ajena, ya que hoy en día así se tenga una licencia de urbanismo y construcción de un proyecto por parte de las diferentes entidades o actores que participan en los procesos, los constructores podrían perder la licencia.

“Esto limita también un poco a las constructoras, porque si alguien por cualquier motivo no está de acuerdo con algún aspecto del proyecto, cambia las reglas del juego llevando a la suspensión de licencias y permisos, entonces no hay normas claras no solo a nivel local sino a nivel de país y eso permite que haya cierto nerviosismo desde los constructores”, concluyo Mejía.

Inversión

Desde la entidad gremial se reveló que en el primer semestre de 2019 los colombianos invirtieron 16,2 billones de pesos en vivienda, distribuidos de la siguiente manera: 32 por ciento en viviendas de interés social (viviendas con precio inferior a 112 millones de pesos); 35 por ciento en el segmento medio (precio entre 112 y 360 millones de pesos) y 33 por ciento en el segmento alto (viviendas con un precio mayor a 360 millones de pesos).

Para estar informado

- Advertisement -

1 COMENTARIO

  1. La incertidumbre por la inversión en viviendas en Dosquebradas a futuro es que no hay acueducto municipal y el agua potable se le compra a Pereira y Santa Rosa; lo extraño es que en Pereira con más
    de diez veces el área de Dosquebradas y no hayan terrenos para construcciones de interés social, además
    pueden bajarle más aún el costo de esas viviendas si utilizaran guadua y esterilla en su construcción reduciendo costos en más del 40%, serían casas de una sola planta, muy seguras, sismo resistentes, etc.

Los comentarios están cerrados.

- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -