Se requiere acción conjunta para abordar crisis de precios del café

Un llamado a hacer un trabajo articulado entre la industria cafetera y los países productores, fue el que hizo el profesor Jeffrey Sachs, quien fue comisionado por el Foro Mundial de Productores de Café (FMPC) tras su primera reunión en 2017, con el fin de garantizar la sostenibilidad del producto a nivel mundial ante los actuales bajos precios y la creciente crisis climática.

Esto después de darse a conocer el informe del Centro de Columbia sobre Inversión Sostenible (CCSI, las siglas en inglés), “Garantizar la viabilidad y sostenibilidad económica de la producción de café”, en el cual se analizan las causas fundamentales de los bajos precios del grano, que han diezmado el sustento de muchos productores de café a pesar de los altos precios que los consumidores suelen pagar por una bebida muy demandada en todo el mundo.

El informe también describe los resultados de los nuevos modelos cuantitativos de oferta y demanda que miden los posibles impactos del cambio climático. Los modelos proyectan que, para 2050, el 75% de la tierra apta para la producción de café arábigo y 63% de la tierra para la producción de café robusta se perderán debido al cambio climático, aunque la cantidad de tierra apta restante aún será superior a la actual cantidad total de tierra con cultivos de café.

“Sin una acción conjunta sostenida, lo que incluye aportes precompetitivos de tostadores y minoristas, más productores de café estarán en extrema pobreza, y los orígenes se concentrarán en cada vez menos países. La industria corre el riesgo de perder mucha de su diversidad y resiliencia. Los principales tostadores y minoristas deberían avanzar en ayudar a garantizar la sostenibilidad de la industria mundial, y los gobiernos y las agencias multilaterales también deberían aumentar su apoyo de la mano de la industria”, agregó el Profesor Sachs.

Los modelos también muestran que no se espera que los precios del café se recuperen significativamente sin alguna intervención, dado el potencial de una mayor producción de bajo costo en Brasil.

Recomendaciones

La cadena de valor del café vale entre $200.000 millones y US$250.000 millones al año, de los cuales los productores reciben menos de 10%. Muchos caficultores en la mayoría de países productores ni siquiera pueden cubrir sus costos de producción; eso simplemente está mal.
Antes esta situación el gerente general de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez, argumentó que este no es un tema que debe ser ignorado por la industria cafetera .

“La sostenibilidad económica debe abordarse de inmediato bajo un principio de corresponsabilidad con el fin de garantizar la calidad, diversidad y sostenibilidad del café que los consumidores esperan en todo el mundo” expresó Vélez

Para lograr la sostenibilidad social, ambiental y económica de toda la cadena de suministro del café, el informe aboga por el desarrollo de planes nacionales de sostenibilidad cafetera y aportes de los principales actores de la industria de hasta medio centavo de dólar por taza para un Fondo Mundial del Café. Estos recursos ayudarían a llenar críticas brechas de financiamiento para las inversiones de sostenibilidad en regiones productoras de café y se utilizarían para apalancar fondos adicionales de gobiernos y donantes.

“El trabajo serio e independiente del Prof. Sachs y su equipo agitará la discusión sobre el futuro de la cadena de valor del café. Ninguno de los actores, productores, comercializadores, tostadores y consumidores, sean públicos o privados, puede permitirse permanecer al margen del trabajo conjunto necesario para volver la cadena de valor del café ambiental, social y lo más importante, económicamente sostenible. El mayor depredador del medio ambiente y del tejido social es la pobreza”, dijo Juan Esteban Orduz, director de la Federación Nacional de Cafeteros en Norteamérica y coordinador del FMPC.

Compartir