Mipymes y grandes empresas pueden acceder a subsidios de nómina

Con la extensión de medida de aislamiento,  se tomó igualmente la determinación de extender la declaratoria de emergencia económica, a través del decreto 467 del 6 de mayo de 2020, con el fin de implementar medidas que ayuden a los empresarios a sostener sus negocios y garantizar la mayor cantidad de empleos posible, esto ante la constante preocupación de este sector económico, quienes han asegurado que sus recursos no les dan para estar quince días más sin abrir sus puertas.

El pasado 17 de marzo, el Presidente Iván Duque declaró por primera vez el estado de emergencia, con base en el artículo 215 de la Constitución, para poder dictar decretos con fuerza de ley, destinados exclusivamente a conjurar la crisis por la pandemia y a impedir la extensión de sus efectos.

Según el artículo 215 de la Constitución colombiana, el presidente podrá, con la firma de todos los ministros, declarar el estado de emergencia por períodos hasta de treinta días en cada caso, que sumados no podrán exceder noventa días en el año calendario.

«Con todo el equipo económico hemos tomado la decisión de firmar una nueva emergencia económica en nuestro país. Hoy firmamos esta emergencia para que nosotros podamos atender nuevos efectos que se derivan para nuestro país de esta situación. Esta es una medida para proteger empleos, para darles también oxígeno a los empleadores», dijo el Presidente Duque.

En el marco de la nueva Emergencia Económica, el Gobierno Nacional subsidiará el equivalente al 40% de un salario mínimo a todos los trabajadores de las empresas en nuestro país que hayan tenido una disminución de mínimo el 20% en su facturación. Para hacer efectivas estas ayudas, las empresas necesitan documentar, por la vía de un auditor o contador, la finalidad de los recursos.

Otra de las medidas es la implementación del segundo plazo para el pago del Impuesto de Renta, que estaba a punto de vencerse, el cual se aplazará hasta el fin de año, para que las empresas cuenten con una mayor liquidez para superar esta coyuntura y de esta manera no caer en un impago que les pueda generar a los empresarios problemas más adelante.

 

Comerciantes ven con buenos ojos esta medida

Desde la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco, uno de los gremios que había hecho esta solicitud al Gobierno Nacional, reciben esta declaratoria de emergencia con mucha satisfacción ya que será un apoyo fundamental para que las empresas puedan sobrevivir.

“En este punto es muy importante demostrar por parte de la empresas, la reducción del 20 % de su flujo de caja y tener la pila del mes inmediatamente anterior para saber cual es el valor de la nómina, con base a esto el Gobierno sabrá cómo hacer este proceso” explicó Jaime Alberto Cabal, presidente de Fenalco.

En ese sentido el Gobierno tiene dos opciones para la entrega de estos recursos, uno es para las empresas que tienen su nómina bancarizada, que le pagan al trabajador a través de consignación, se podrá depositar en estas cuentas de nómina, los subsidios que van a recibir los trabajadores.

Para la empresas que no tiene bancarizada la nómina, se puede contemplar el mecanismo de reembolso directo a la empresa, certificando a través de su contador o revisor fiscal, el valor total de la nómina.

Igualmente desde el gremio esperan que se de prontamente una nueva apertura de nuevos sectores de ventas al detal, pues son los comerciantes de negocios de vestuario, calzado, joyería, papelería, ferreterías, provisión agrícola, automotor, repuestos, misceláneas, restaurantes, licoreras y artículos eléctricos, los que presentan mayor incertidumbre en cuando al pago de la nómina, Igualmente de acuerdo a las encuentras realizadas por la entidad gremial se evidencia que el 32% de los consultados aún no sabe cómo va a pagar los sueldos de los empleados y los gastos fijos durante el mes de mayo.

 

Requisitos

  • Podrán acceder a este subsidio empresas que hayan reducido sus ingresos en un 20 %, en comparación con el mismo periodo de 2019 y deberán certificar esta recaída en las ventas para salir beneficiados, a través de contadores y revisores fiscales.
  • Aplica para pequeñas, medianas y grandes empresas de cualquier sector
  • El subsidio corresponde al 40 % del salario mínimo de cada empleado.
  • Las nóminas bancarizadas recibirán los recursos a través del sistema financiero
  • Las no bancarizadas deberán presentar la Planilla Integrada de Liquidación de Aportes para acceder a este beneficio.
  • El subsidio será entregado por tres meses.
Compartir