Mipymes, rezagadas por la reactivación económica.

Si bien las reactivaciones económicas decretadas por el Gobierno Nacional, se empezaron a dar para poder dar alivio, en gran parte, a las micro, pequeñas y medianas empresas del país. Este sector empresarial sigue siendo muy golpeado por la pandemia, pues los hábitos de consumo han cambiado y la gran mayoría de las mipymes, aún se encuentran trabajando a media marcha, pues con los volúmenes de producción que están manejando no sería conveniente utilizar toda su planta de trabajo.

De acuerdo con la encuesta de desempeño empresarial, realizada por la Asociación Colombiana de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (Acopi), desde su Departamento de Estudios Económicos. Durante el segundo trimestre de 2020, las Mipymes tuvieron una fuerte contracción con respecto al mismo período del año anterior. En lo que respecta a producción el 88,8% de las empresas encuestadas manifestó disminución, el 7,3% la mantuvo y el 3,9% la aumentó. En cuanto a ventas, el 89% aseveró disminución, el 7,2% las mantuvo y el 3,8% las aumentó.

Media marcha

Para Iván Muñoz, director ejecutivo de Acopi Centro Occidentes, es claro que este tejido empresarial genera una dinámica de flujo de efectivo mucho más acelerado y tal vez eso no hay una reactivación lo suficientemente rápida como se esperaría.

“Es evidente que el bolsillo de las personas se encuentra afectado, los hábitos de consumo cambiaron, se le da prioridad a otros aspectos, por cuanto estos pequeños empresarios se están activando muy gradualmente y esto termina afectando también la liquidez de estas empresas” expresó el representante de la entidad gremial.

Igualmente Muñoz, también resaltó que la gran mayoría de empresas, que generan una importante cantidad de empleos en la región, aún se encuentran operando con el 25 ó 30 % de su capacidad, porque las condiciones de mercado no generan la demanda suficiente para garantizar que aumenten la velocidad de su producción y amerite tener todo su personas de trabajo operando.

 

Inversión

Los resultados de la encuesta también revelan que sólo el 7,3% de las empresas encuestadas manifestó haber realizado alguna inversión. El 47,1% de los empresarios mipymes que realizaron inversión durante el segundo trimestre de 2020, aseveraron que estos recursos fueron inferiores a las inversiones realizadas durante el mismo período de 2019, mientras que el 29,4% manifestó que mantuvo el mismo monto con respecto al mismo período del año anterior y el 23,5% afirmó que aumentó.

Los recursos invertidos fueron destinados principalmente a la adquisición de nuevas tecnologías y procesos de innovación (20,8%), Bioseguridad (16,7%), Nueva infraestructura (16,7%) y Nueva maquinaria y equipos (12,5%), entre otros.

“Desde el inicio de la pandemia hemos venido trabajando de la mando de nuestros empresarios, con el Consejo Gremial Nacional, el Comité Intergremial de Risaralda  y los gobernantes del orden local y nacional pensando en las mejores condiciones y soluciones para nuestros empresarios.  Sabemos que este es un tejido empresarial muy importante, que es un gran generador de empleo y por esto tenemos que sacarlos adelante” agregó Muñoz.

 

Ingresos y empleo

Durante el mes de junio se mantuvo la afectación en los ingresos de las empresas, pero que está afectación fue en menor proporción que los meses de abril y mayo, donde el 66 % y 47 %, respectivamente, de las mipymes agremiadas manifestó disminución de más del 75 % de sus ingresos, mientras que en el mes de junio el 41 % manifestó disminución entre el 26 % y 50 % de sus ingresos.

En ese sentido el 86,2 % de las mipymes no contrató personal durante el segundo trimestre de 2020, mientras que el 12,1 % manifestó que generó entre 1 y 5 puestos de trabajo, y el 1,8% generó más de 6 empleos. Durante el mes de abril el 34 % de las empresas encuestadas tuvo despidos o cancelación de contratos; en el mes de mayo esta cifra fue del 34 % y en el mes de junio el 30% tuvo despidos y el 40,4 % tuvo suspensión de contratos.

Es de resaltar el gran esfuerzo que han hecho las MiPymes por mantener los puestos de trabajo, a pesar de que muchas están trabajando con menos del 80% de su capacidad productiva, debido a que, por las condiciones de cierre de empresas y sitios de comercio, su demanda se ha disminuido o han tenido dificultades para recuperar la cartera.

 

Transformación digital

El COVID-19 ha obligado a muchas empresas a entrar de manera acelerada a una transformación tecnológica, lo cual ha llevado al 89,9 % de las mipymes encuestadas este usando herramientas tecnológicas para reforzar su actividad productiva en el proceso de reactivación económica durante el mes de junio, cifra que es 10 puntos porcentuales superior a la reportada durante el mes de mayo. Siendo el área de ventas y mercadotecnia donde más se han utilizado (44,4%), operativa (18,5%), administrativa (17,5%), logística (16,3%).

“El tema de transformación digital la pandemia puso en evidencia la necesidad de mejorar las condiciones tecnológicas de nuestros empresarios, de tal manera que pudieran tener a la mano las herramientas y superar esta pandemia y lógicamente en el mercado que viene se verá mucho cambio en las culturas de consumo y la transformación digital se convirtió en un tema de suma importancia en este sector” expresó el líder de Acopi Centro Occidente.