20.4 C
Pereira
sábado, febrero 24, 2024

‘El Niño’ tiene afectados a los ganaderos de Risaralda

La afectación sería por la sequía, así como la inversión en insumos adicionales.

Sin duda, la actual ola de calor que afecta al país ha generado complicaciones para diversos productores y cultivos colombianos. No obstante, es necesario resaltar que uno de los sectores más perjudicados por las variaciones en el clima es la ganadería en el departamento de Risaralda. Esta actividad se ha visto sometida a una prolongada temporada de sequía, una situación que no se registraba desde hace más de tres años.

Esta coyuntura no solo señala la deficiencia alimentaria que atraviesa el departamento, donde no se logra satisfacer plenamente la demanda actual, sino que permite entrever la necesidad de traer este producto desde otras áreas del país, lo que repercute directamente en el presupuesto destinado a la canasta familiar de los habitantes de Risaralda.

¿Subirá más?
Tanto la producción de la carne, así como la leche, han disminuido en un 30%, según reportó el Comité de Ganaderos de Risaralda: “La escasez de alimentos producidos en el departamento hace que haya que asumir los costos de transporte de otras regiones. A Pereira le entra leche de Nariño, de Antioquia, de Boyacá. Entre menos oferta de productos ganaderos haya, los costos se suben para el consumidor final”, expresó Luis Alfonso Escobar, miembro del Comité de Ganaderos en Risaralda.

Insumos
Durante un periodo que ya se extiende por más de tres meses, los ganaderos han optado por utilizar diferentes tipos de forrajes para la alimentación y abastecimiento de sus animales. Esta circunstancia ha llevado a los productores de ganado a depender de insumos externos, tales como suplementos alimenticios, con el fin de intentar mantener los niveles de rendimiento requeridos: “Esto afecta el costo de la producción en todo el departamento. Venimos de un tema inflacionario donde todos los insumos para producir comida se han elevado”, agregó Escobar.

Ha caído el hato
Por otra parte, se ha reducido sustancialmente en los últimos diez años el inventario de cabezas de ganado por sustitución de cultivos, mayoritariamente del aguacate y la caña. De esta manera, se han pasado de tener 170 mil unidades de res a estar entre las 100 mil y 110 mil: “El fenómeno de la urbanización ha desplazado también muchas producciones ganaderas”, indicó el representante del gremio.

Piden ayuda
A nivel gubernamental, el Comité ha expresado una debilidad, para el manejo de esta coyuntura: “No tienen manera de prestar asistencia técnica porque tienen unos presupuestos muy exiguos y no alcanzan a llegar al pequeño campesino. Risaralda es un departamento de pequeños campesinos, alrededor de 6 mil fincas ganaderas que tenemos son de personas que tienen menos de 50 animales, entre una y 50 animales. Ya entre el 50 y 100 hay unas medianas, pero las explotaciones de más de 100 animales son muy escasos, entonces estos pequeños necesitan asistencia técnica como otros años”, finalizó Escobar.

Opine
Carlos Tulio, ganadero: “Las temperaturas han estado subiendo mucho, hemos tenido que tener muy en cuenta que las fincas cuando entran hay que descargarlas de ganado porque si no, no hay comida para ninguno. Esto se volvió muy complicado”.

La cifra
6 mil fincas ganaderas se encuentran en el departamento.

 

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -