21.4 C
Pereira
domingo, junio 26, 2022

Unos datos aterradores

Es tendencia

El Día del Padre

¿Por qué pasa esto?

El ruido ensordecedor

- Advertisement -

Los datos que entregó el Procurador General de la Nación, Fernando Carrillo, durante la reciente Audiencia Pública de Lucha contra la Explotación Sexual, realizada la semana pasada en la Universidad Tecnológica, sobre el flagelo de la trata de personas en la región, no pueden ser menos que dramáticos.

Según el jefe del Ministerio Público, el 56% de los casos de trata de personas y violencia sexual infantil y adolescente que se denuncian en el país, ocurre en el Eje Cafetero, lo que lo pone a la cabeza de las regiones del país que más sufren las devastadoras consecuencias de esta aterradora conducta.

En esta región, dijo el Procurador, cosa que era ya sabida, se tiene detectada la presencia de mafias dedicadas a la promoción de este tipo de criminalidad y en donde juega un papel indiscutible el negocio de la droga en razón a que el consumo de sustancias sicoactivas es uno de los caminos ciertos que lleva a esta modalidad criminal.

Las precarias condiciones económicas y las pocas posibilidades laborales que ofrecen los departamentos del Eje Cafetero y especialmente sus municipios, hacen que los jóvenes se dejen atraer fácilmente por aquellas organizaciones que están dedicadas a reclutar niños y niñas bajo promesas de empleo o de mejores condiciones de vida que resultan ser una trampa, para luego vincularlos a las organizaciones dedicadas a la explotación sexual de menores.

Todo esto favorecido lamentablemente, de un lado por la inacción de las autoridades que han sido incapaces de atacar un problema que es de conocimiento público y que prácticamente opera a los ojos de todo el mundo, y del otro, por la falta de decisión y colaboración de la comunidad.

El nivel de denuncia de hechos que se conocen y donde se está promoviendo el reclutamiento de niños o adolescentes con fines de explotación sexual o de trata de personas, es muy bajo frente a la cantidad de casos que se estima ocurren en la región, lo que sin duda facilita y estimula el accionar de las organizaciones criminales dedicadas a este negocio.

En medio de una sociedad machista, como la llamó el procurador Carrillo, en la que de alguna manera se ha legitimado la violencia contra la mujer y en la que se mira la presencia del narcotráfico como algo aceptable, esta clase de actividades tienen un campo amplio y abonado para hacer su agosto.

Por eso, nada más oportuno que el Gran Pacto por la Erradicación de la Trata de Personas y la Explotación Sexual Comercial de Niñas Niños y Adolescentes que se acaba de firmar y con el cual todas las autoridades regionales se comprometieron no solo a combatir este mal desde cada uno de sus roles, sino a adelantar campañas de información, capacitación y prevención para no caer en las garras de esas estructuras criminales metidas en este oficio.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -