21.4 C
Pereira
domingo, junio 26, 2022

Un desaf?o al orden jur?dico

Es tendencia

El Día del Padre

¿Por qué pasa esto?

El ruido ensordecedor

- Advertisement -

La inesperada decisi?n de la Justicia Especial para la Paz de otorgarle al exguerrillero Jes?s Santrich la garant?a de no extradici?n y ordenarle a la Fiscal?a dar tr?mite inmediato a su liberaci?n, y que produjo la inmediata renuncia irrevocable del Fiscal General de la Naci?n, N?stor Humberto Mart?nez, y de la Vicefiscal General, María Paulina Riveros; es sin lugar a dudas un hecho que sacude la institución de la justicia en el pa?s y crea un peligroso antecedente en la relaci?n de los excombatientes que se acogieron a las negociaciones, con la ley, despu?s de firmado el acuerdo de paz.

Seg?n el jefe del ente acusador, las evidencias entregadas por Estados Unidos sobre la comisi?n del delito de conspiraci?n para enviar coca?na a ese pa?s, despu?s de firmado el acuerdo de paz, por parte de exjefe guerrillero, eran contundentes y por tanto la decisi?n del tribunal de justicia transicional va en contrav?a de las normas aprobadas en la Justicia Especial para la Paz y son un desaf?o al orden jur?dico del pa?s.

La norma dice claramente que quien siga delinquiendo luego de haberse acogido a los acuerdos de paz, pierde todos los beneficios que contempla la justicia transicional. Y en el caso de Santrich parece haber suficiente claridad en que sigui? haciendo negocios para el env?o de droga a los Estados Unidos, despu?s de haberse firmado el acuerdo de paz. Por qu? entonces, negarse, con argumentos como pedir la entrega de más pruebas, a aprobar la extradici?n y entregar la investigaci?n a la justicia ordinaria.

La tradici?n institucional y lo que establecen los acuerdos, ha sido que Estados Unidos entrega las evidencias que tenga y pide la extradici?n del responsable de los delitos cometidos, y Colombia, luego del tr?mite legal, autoriza y entrega, sin más requisitos y condiciones, la persona a la justicia americana.

?Qu? va a pasar ahora con quienes, a pesar de haberse acogido a los acuerdos de paz y comprometido a no seguir delinquiendo, lo sigan haciendo? Seg?n lo que acaba de pasar, entonces, no podrán ser extraditados y continuar?n en libertad gozando de todos los beneficios que les otorga la justicia transicional, mientras por otro lado siguen delinquiendo y benefici?ndose de sus oscuros negocios.

Lo que ha hecho, pues, la JEP es arrasar con el orden jur?dico del pa?s y acabar con una vieja tradici?n de entendimiento y apoyo por el gobierno de los Estados Unidos a la lucha contra el delito. Y, de paso, podráa refrendar lo que el Fiscal General ha considerado un desaf?o al orden jur?dico e institucional del pa?s.

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

- Advertisement -