18.1 C
Pereira
lunes, mayo 27, 2024

Retrocede el empleo

Esto con un agravante y es que los jóvenes están dejando la universidad no para buscar trabajo en alguna actividad de las llamadas productivas, sino para dedicarse a las tareas del hogar.

 

Sigue en retroceso el empleo en el país. Nuevamente creció el desempleo en el trimestre móvil diciembre 2023-febrero 2024 con relación al mismo período del año anterior. Según el más reciente informe publicado por el DANE, al cierre del segundo mes del año la desocupación fue del 11.7%, lo que significa un aumento de 0.3 puntos porcentuales con respecto al 2023.

Esto en número de personas quiere decir que durante el mes de febrero pasado en el país hubo 2.971.000 personas sin trabajo, 123.000 más que las que había en igual período medido en el año pasado.

Sin embargo, cuando se compara la tasa de desocupación desestacionalizada de febrero de este año con la de un mes atrás, se observa una disminución en el desempleo de un punto porcentual al pasar de 12.7% a 11.7%; aunque no ocurre lo mismo cuando se hace frente el mes de diciembre pasado, que aumentó de 10% en este mes a 11.7% en febrero.

En lo que tiene que ver con Pereira, los resultados son aún más preocupantes. De acuerdo con el mismo estudio sobre el Mercado Laboral, el desempleo en Pereira fue de 13.6%, una tasa muy superior al promedio nacional que fue del 11.7%, lo que la saca de los primeros lugares de la lista de las ciudades con más baja desocupación.

Cosa parecida ha ocurrido con Pereira ya incluída su área metropolitana. Mientras en el período móvil diciembre 2022-febrero 2023 el desempleo estuvo en el 11%, en el mismo período de este año, la desocupación llegó al 13.5% lo que se traduce en un deterioro de 2.5 puntos porcentuales en el índice de personas ocupadas.

Según el documento, los sectores más afectados con la pérdida de puestos de trabajo, fueron la industria manufacturera, seguida de la administración pública, de las actividades culturales, de las de investigación, hasta muy poco soporte de la generación de nuevas oportunidades laborales en la región, y de la actividad financiera y de seguros.

Esto con un agravante y es que los jóvenes están dejando las universidades no para buscar trabajo en alguna actividad de las llamadas productivas, sino para dedicarse a las tareas del hogar. Según el mismo documento, de las siete mil personas que en Pereira ingresaron a la edad de trabajar y que se fueron a la condición de inactividad, más de la mitad fueron estudiantes que se dedicaron a oficios del hogar.

Pero la preocupación mayor es que el panorama para el empleo no parece ser el más claro. La desaceleración de la economía, la caída en la inversión, la desbordada inseguridad y la creciente incertidumbre generada por los bandazos del Gobierno en todos los aspectos, no están generando el ambiente y la tranquilidad que se requieren para que la producción despegue y las empresas abran nuevas oportunidades de trabajo para los colombianos.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -