21 C
Pereira
lunes, julio 22, 2024

No hay razones de peso

No parece haber razones de peso que respalden una decisión de ampliar nuevamente el horario de cierre de los establecimientos nocturnos donde se venden bebidas alcohólicas”.

El pasado 30 de junio venció el término contemplado en el decreto mediante el cual el Alcalde de Pereira estableció los nuevos horarios para el funcionamiento de los bares, discotecas, tabernas, restaurantes, asaderos y establecimientos similares abiertos al público cuya actividad principal sea la venta de alimentos y de bebidas alcohólicas.
Esta norma autorizaba a estos negocios a funcionar hasta las cuatro de la mañana todos los días de la semana, lo que significó una ampliación del horario de funcionamiento en una hora, con relación a lo permitido anteriormente y al que ha entrado en vigencia nuevamente desde este primero de julio.
Las razones que en su momento esbozó la nueva administración, fueron ayudar a dinamizar un sector de la economía que es importante en Pereira y que tradicionalmente ha sido valioso en las cifras de consumo y de generación de empleo; y devolverle a la ciudad ese “sabor” de querendona, trasnochadora y morena.
De acuerdo con lo manifestado por la Alcaldía Nocturna y lo anunciado al principio del año cuando se puso en vigencia el nuevo decreto, la Administración está en este momento evaluando si vuelve a ampliar la hora de funcionamiento e inclusive si va hasta las cinco de la mañana, o si por el contrario se queda en el horario de las 3 a.m.
Según el Alcalde Nocturno y el Comandante Encargado de la Policía Metropolitana, el nuevo horario no ha generado aumento en delitos como el homicidio, ni ha causado alteraciones del orden público, ni tampoco problemas de convivencia mayores, ni ha crecido la inseguridad.
Por supuesto, hay que creer en las cifras y en las afirmaciones que hacen los funcionarios responsables de garantizar la tranquilidad y la seguridad de la ciudad en las horas de la noche; pero una medida de esta naturaleza no se puede evaluar solamente mirando las cifras de homicidios y de graves alteraciones del orden público.
Según también cifras oficiales, las riñas han aumentado en la ciudad, así como las lesiones personales ocasionadas en establecimientos nocturnos. De otro lado, los datos de menores de edad encontrados en estos sitios, son aterradores; el consumo de droga allí se ha multiplicado, la capacidad de la administración para controlar el ruido está desbordada y no hay cifras que sustenten que la ampliación del horario haya contribuido a reactivar la economía local.
No parece haber, pues, razones de peso que respalden una decisión de ampliar nuevamente el horario de cierre de los establecimientos nocturnos donde se venden bebidas alcohólicas, en cambio si persiste la preocupación en los pereiranos por la creciente inseguridad en la ciudad, especialmente en la noche, la incontrolada presencia de menores en estos negocios, los altos niveles de consumo de droga entre los jóvenes y por la poca vigilancia de la policía.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -