26.4 C
Pereira
viernes, abril 12, 2024

Llega la Navidad

La Ciudad empieza a engalanarse con los tradicionales arreglos de Navidad. Empiezan a aparecer las vitrinas y las fachadas llenas de luces, de Papás Noel, de figuras bonitas alusivas a la conmemoración del nacimiento de Jesús y de ofertas, por supuesto, de los almacenes para cautivar los compradores de los acostumbrados aguinaldos.

Igualmente en las redes sociales empiezan a aparecer las imágenes de las llamadas reuniones empresariales de fin de año o sociales de amigos, de familiares, de vecinos y de colectivos de diversa naturaleza, en torno a un plato de natilla, de unos buñuelos, de un asado y en no pocas oportunidades de un trago de licor.

Todo esto sin duda es bueno porque contribuye a cambiar la actitud de la gente, a dejar a un lado, así sea por unos días, las dificultades económicas, o logísticas, o de mercado que toda empresa o negocio tiene, a superar las diferencias familiares, a observar las cosas con otra óptica, a mirar el día a día con más optimismo y, en el caso de la ciudad, porque la invita a  que sea más atractiva para los compradores, para los turistas y en general para los visitantes.

La Navidad y todo lo que se mueve a su alrededor, el alumbrado navideño, las plazas engalanadas, las calles llenas de adornos, las fachadas iluminadas, es para muchas ciudades una fuente importante de turismo y un apoyo para el comercio, para los hoteles, para los restaurantes, para el transporte y para la promoción de lo autóctono.

No pocas ciudades y pueblos tienen montadas unas verdaderas empresas económicas en torno a la época de Navidad, a su tradicional alumbrado, o a tradiciones como el encendido de las velitas en Quimbaya, Quindío, o a sus riquezas naturales, que les dejan significativos ingresos no solo a las arcas municipales, sino a las de sus habitantes.

Pereira tiene un muy bien reconocido prestigio comercial y ha avanzado en la buena imagen de ser un atractivo destino turístico y nada mejor que esta época de Navidad y lo que ella conlleva para afianzar todo aquello y para convertirlo en una buena oportunidad para su comercio para los negocios y para sus habitantes.

Es importante entonces, un lindo alumbrado navideño, que las calles y plazas sean atractivas, que los edificios públicos estén engalanados; y también que haya presencia de la Policía, que se sienta la  seguridad, que la movilidad funcione, que haya facilidad para el parqueo, que los habitantes de calle no sean una amenaza para los turistas y visitantes y que renazca la proverbial amabilidad de los pereiranos.

La ciudad está, pues, a buen tiempo para revisar todo esto, para hacer los ajustes que sean necesarios, para corregir las fallas de los años anteriores y para  disponerse a recibir las miles de persona que encuentran en Pereira y en la región un atractivo destino para unos días que son alegría por la Navidad, pero también de descanso, de compras, de diversión y para disfrutar de un excelente clima y un acogedor ambiente festivo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -