20.4 C
Pereira
sábado, febrero 24, 2024

Las ventas de vivienda

Ojalá, el Gobierno cumpla esta vez y esto contribuya a reactivar las ventas de vivienda, un factor decisivo para la recuperación de la economía y la disminución del desempleo. 

 

Las cifras que acaba de entregar Camacol sobre el comportamiento de la vivienda en el país no pueden ser más dramáticas. Según Coordenada Urbana, una dependencia adscrita a esa entidad, mientras en el 2022 se vendieron en el país 237.405 unidades de vivienda, el año pasado esa actividad apenas alcanzó las 130.851 unidades, lo que significa una caída del 45%.

Esta cifra, que inclusive marca una caída mucho mayor si se compara con las ventas de vivienda en el año 2021 cuando, según la misma entidad, el mercado absorbió 254.087 unidades, es la más baja de los últimos doce años y que convertidas a pesos representan unas menores ventas de 20 billones.

Pero el año pasado no solamente fue récord en bajas ventas, sino que también marcó una nueva cifra en desistimiento de compra de vivienda. Al cierre del año pasado el gremio de los constructores reportó un aumento del 62.9% en los hogares que abandonaron su proceso de adquisición de vivienda, al anunciar que 37.753 familias habían firmado el desistimiento de su solicitud de compra.

Las razones para semejante deflación en el mercado de vivienda, son varias por supuesto; pero las altas tasas de interés de los créditos hipotecarios y fundamentalmente el cambio en las políticas oficiales para el otorgamiento del subsidio en la Vivienda de Interés Social, son las dos circunstancias a las que se les atribuye la destorcida en las ventas de vivienda.

Ahora, la sensible disminución en las ventas en el año 2023 y la poca claridad del Gobierno en programas como el de “Mi Casa Ya”, afectaron sustancialmente el inició de nuevos proyectos de vivienda. Mientras en el 2022 se inició la construcción de 193.387 unidades al cierre del año pasado solo se habían empezado 138.418, lo que se traduce en una caída del 28.4%.

Esto tiene una consecuencia grave y es el efecto que produce sobre el desempleo. Es sabido que la construcción es una de las actividades que más empleo genera en el país y si no hay nuevos proyectos o estos son menos como ocurrió el año pasado, el número de personas que se quedan sin empleo va a crecer.

En lo que tiene que ver con Risaralda, si bien no fue uno de los departamentos que mostraron mayor caída en ventas de vivienda durante el 2023, si hubo una disminución por encima del promedio nacional al registrar un número de vivienda vendidas inferior en un 54% al del 2022.

La Ministra de Vivienda ha anunciado para hoy la expedición de la resolución que asigna los primeros subsidios dentro del programa “Mi Casa Ya” y la asignación en adelante de 1.700 cupos semanales. Ojalá, el Gobierno cumpla esta vez y esto contribuya a reactivar las ventas de vivienda, un factor decisivo para la recuperación de la economía en el país y para la disminución del desempleo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -