15.4 C
Pereira
jueves, abril 25, 2024

La Constituyente de Petro

Queda una duda y es la verdadera intención que mueve al Presidente para proponer una constituyente, entre otras cosas porque durante su campaña aseguró que no recurriría a este mecanismo.

El presidente Petro dijo durante una larga intervención ante la minga indígena que se reunió en “Puerto Resistencia” en Calí, que “si las instituciones que tenemos hoy en Colombia no son capaces de estar a la altura de las reformas sociales que el pueblo, a través de su voto, decreto, ordenó, mandó, no es el pueblo el que se va arrodillado hacia su casa derrotado, son las transformaciones de esas instituciones la que se tienen que presentar. No es el pueblo el que se va, es la institución la que cambia. Esa es la historia de la democracia”.

Y seguidamente añadió para no dejar ninguna duda de lo que quería proponer en su discurso, “Colombia debe ir hacia una Asamblea Nacional Constituyente, el triunfo popular del 2022 se respeta y la Asamblea Nacional Constituyente debe transformar las instituciones para que le obedezcan al pueblo su mandato de paz y de justicia que es fácil de lograr en Colombia”.

La propuesta del presidente Petro se da luego de que una mayoría de senadores miembros de la Comisión Séptima del Senado, anunció que presentará y votará una ponencia que ordena el archivo del proyecto de reforma a la salud que presentó el Gobierno Nacional y que fue aprobado por la Cámara de Representantes, lo que significa el hundimiento de la iniciativa oficial.

Para que la propuesta del Presidente de modificar la Constitución Nacional mediante una Asamblea Nacional Constituyente, pueda hacer carrera, se necesita, de acuerdo con el artículo 375 de la misma Carta, que tanto el Senado como la Cámara aprueben una ley que cite a elecciones para que los ciudadanos digan si están de acuerdo o no con convocar a una asamblea constituyente.

Pero además, según el artículo siguiente de la Norma, la ley que llamé a las urnas a los ciudadanos, debe ser aprobada por la mayoría de los miembros de cada una de las dos cámaras y antes de ser sancionada por el Presidente deberá surtir el control constitucional que hace la Corte Constitucional.

No es fácil entonces, que la iniciativa presidencial tenga buen suceso, además porque los motivos que expone el mandatario no parecen ser suficientes para cambiar la Constitución. Una cosa fue durante la Constituyente del 91 cuando se hacía necesario la reivindicación de algunos derechos humanos, ciertas garantías y algunas libertades individuales; y otra bien distinta la imposibilidad que alega el Jefe del Estado para cumplir la propia Carta Política.

Queda, pues, una duda de todo esto y es la verdadera intención que mueve al presidente Petro para proponer una asamblea nacional constituyente, entre otras cosas porque durante su campaña aseguró y firmó, inclusive sobre el mármol, que no recurriría a este mecanismo para cambiar la Constitución y quedarse en el poder, razón que para muchos es el real fondo de la propuesta presidencial.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -