21.6 C
Pereira
domingo, abril 21, 2024

Lo grave de estas cifras es que lejos de presagiarse alguna señal que haga pensar que están dadas las condiciones para la reactivación económica, todo índica que la economía avanza hacia la recesión.

 

Si bien la cifra de desempleo para el primer mes del año fue la más baja desde enero del 2018, también lo es que es el cuarto mes consecutivo que la desocupación se mantiene al alza. Después de varios meses de sostener una tendencia a la baja y consolidar una tasa de desempleo de un solo dígito, desde el mes de octubre este fenómeno muestra un comportamiento creciente.

Según el estudio del Mercado Laboral que periódicamente realiza el Dane, el desempleo en enero pasado fue del 12.7%, un punto porcentual inferior a la cifra registrada durante el mismo mes del año pasado, cuando fue del 13.7%; pero muy superior a la tasa del mes de diciembre último, cuando fue del 10%, y a la de los períodos de noviembre y octubre.

Los sectores que, según el informe del Dane, resultaron más afectados con la disminución de los puestos de trabajo al cierre del pasado enero, fueron el de la información y las comunicaciones, el de las actividades profesionales, científicas, técnicas y de servicios administrativos; y el del suministro de electricidad, gas, agua y gestión de desechos.

En el plano local, el desempleo en Pereira tuvo un comportamiento contrario al del país. Mientras la Ciudad y su área metropolitana en enero del 2023 había mostrado una tasa de desocupación muy inferior al promedio nacional, este año este fenómeno, al cierre del mismo mes, mostró una cifra prácticamente igual al registro del país.

Es decir que la Ciudad no solo dejó de ser una de las capitales con menor tasa de desempleo, posición que mantuvo en los últimos años y que mostró con orgullo, sino que se convirtió en una de las ciudades donde más puestos de trabajo se han perdido y donde la desocupación crece a mayor velocidad.

Lo más grave de las más recientes cifras es que lejos de presagiarse algunas señales que hagan pensar que están dadas las condiciones para una reactivación económica, todo índica que la economía avanza hacia una recesión, con las consecuencias conocidas especialmente en materia de pérdida de puestos de trabajo.

La vertiginosa caída de la inversión, las bajas cifras en la productividad, la estabilidad en materia  jurídica, la incertidumbre frente a las políticas públicas, las altas tasa de interés, las medidas que afectan sectores que son altos generadores de empleo como la construcción e inclusive, los altos niveles de inseguridad que vive el país, son todas circunstancias que alejan la posibilidad de nuevos puestos de trabajo.

No son, pues, ni buenas las cifras que arrojó el estudio del Mercado Laboral realizado por el Dane, ni esperanzadoras las condiciones que vive el país y mucho menos las decisiones que está tomando el gobierno del presidente Petro para enfrentar la caída de la economía y reactivar el consumo.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -