14.6 C
Pereira
miércoles, julio 24, 2024

El francés Cavagna se impone en Toledo y Roglic sigue con la camiseta roja

El francés Remi Cavagna (Deceuninck Quick Step) ganó en solitario la decimonovena etapa de la Vuelta a España, disputada este viernes entre Ávila y Toledo, de 165,5 kilómetros, en la que el esloveno Primoz Roglic (Jumbo Visma) conservó el maillot rojo de líder.

Cavagna, de 24 años, fue el más fuerte entre los 11 corredores de la fuga del día y con un ataque a 11 kilómetros de meta pudo llegar a meta para alzar los brazos como vencedor con un tiempo de 3h.43.34.

A 5 segundos llegaron el irlandés Sam Bennett (Bora), el checo Stybar y Gilbert (Deceuninck), y Alejandro Valverde. El español arañó 3 segundos respecto a sus rivales de la general.

Roglic se mantuvo en encabeza con 2.47 minutos de ventaja sobre Valverde, 3.31 respecto a Nairo Quintana y 4.17 de adelanto con el colombiano ‘Superman’ López.

Este sábado se disputará la vigésima etapa, entre Arenas de San Pedro y la Plataforma de Gredos, con un recorrido de 190,4 kilómetros.

La polémica

¿Cuando hay una caída y en ella se ve implicado el líder, hay que esperarlo? O, como es un lance de carrera, ¿cada uno puede hacer lo que considere, sin cortapisas? E, incluso, ¿si uno tiene un plan previo, debe mantenerlo haya pasado lo que haya pasado?.

Un debate ético se ha suscitado en la Vuelta 2019. Lo que puede hacer, lo que se debe hacer. La UCI esta jornada, tras una caída en la que se vieron implicados el líder Primoz Roglic y el cuarto clasificado, Miguel Ángel López, tomó partido: “En caso de caída, no hay pelea deportiva”.

Una decisión aplaudida por López. “Si es así, está bien”, dijo antes de cargar, ¡y de qué manera!, contra el Movistar, al que llamó “tonto”, y sus corredores, a los que tildó de “estúpidos”.

Un corredor español, Luis León Sánchez, coincidía en el fondo, aunque no en las formas, con su líder. “Fue a la salida de un pueblo, en una curva mojada que seguramente tendría algo de aceite, cuando empezaron a caer todos como fichas de dominó. Había mucha gente, gente bastante jodida, con el médico pidiendo una UVI Móvil … y un equipo arrancando por delante”, relató, molesto.

Al otro lado del debate, el indignado era el director del Movistar, José Luis Arrita, que acusó a la UCI de decidir “quién gana las carreras” permitiendo a los implicados en la caída enlazar con el pelotón tras moto. “Si la UCI decide quién gana las carreras, perfecto, pero yo no lo comparto”, añadió, en declaraciones a Televisión Española.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -