17.4 C
Pereira
domingo, junio 16, 2024

Venezuela libera 136 Caimanes del orinoco en Apure como parte de un plan de conservación

En un esfuerzo por preservar la biodiversidad y proteger las especies en peligro de extinción, el Gobierno de Venezuela liberó 136 caimanes del Orinoco en el estado Apure, una región fronteriza con Colombia. Esta iniciativa forma parte de un amplio plan de conservación encabezado por el Ministerio de Ecosocialismo (Minec).

La liberación, liderada por el ministro de Ecosocialismo, Josué Lorca, se llevó a cabo en las tierras bajas de la cuenca del Orinoco, el río más grande de Venezuela y uno de los más caudalosos del mundo. Esta área es el hábitat natural de los caimanes del Orinoco, una especie endémica que ha sido clasificada como en «peligro crítico de extinción» debido a la caza furtiva y el tráfico ilegal.

Desde 1990, el Gobierno venezolano ha implementado un plan de preservación para los caimanes del Orinoco, logrando liberar más de 12,000 ejemplares. Este programa incluye la crianza de los reptiles en criaderos ubicados en haciendas privadas antes de su liberación en el medio silvestre.

«Este año esperamos liberar más de 520 ejemplares que se van a sumar a los 12,000 que ya hemos liberado durante todo este tiempo. Este es un programa del Minec al que ahora se suma toda la comunidad, la empresa privada, así como las distintas instituciones del Gobierno e instituciones no gubernamentales», afirmó Lorca.

Además de los caimanes del Orinoco, el Minec también ha llevado a cabo la liberación de otras especies en peligro de extinción. Esta semana, se liberaron 21,000 crías de tortuga arrau y terecay, también en la cuenca del río Orinoco. Estas especies enfrentan amenazas similares y su liberación es parte de los esfuerzos del Gobierno para restaurar y proteger la fauna del país.

El éxito de estos programas de conservación depende en gran medida de la colaboración entre el gobierno, la comunidad local, las empresas privadas y las organizaciones no gubernamentales. La participación activa de estos grupos es crucial para asegurar la supervivencia a largo plazo de las especies en peligro y para fomentar una mayor conciencia ambiental entre la población.

La liberación de estos 136 caimanes es un paso importante hacia la recuperación de la especie. Sin embargo, la lucha contra la caza furtiva y el tráfico ilegal de animales sigue siendo un desafío significativo. Las autoridades venezolanas continúan trabajando para fortalecer las medidas de protección y asegurar que los caimanes del Orinoco y otras especies en peligro puedan prosperar en su hábitat natural.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -