18.1 C
Pereira
martes, junio 18, 2024

La Corte Interamericana de Derechos Humanos aborda el impacto del cambio climático en América Latina

La Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH) celebró este viernes una sesión en Brasilia centrada en el impacto del cambio climático en las sociedades latinoamericanas. Durante la audiencia, diversos países de la región denunciaron la «responsabilidad» del mundo desarrollado en este fenómeno global.

Esta sesión es parte de un proceso iniciado por Colombia y Chile, quienes solicitaron a la corte una «opinión consultiva» sobre la responsabilidad de los Estados en las violaciones de derechos humanos derivadas del cambio climático. El debate, que comenzó en abril pasado en Barbados, contó con la participación de delegaciones de Brasil, Costa Rica, Honduras y Paraguay, así como representantes de autoridades locales de Argentina y Uruguay, y organismos judiciales, académicos y de derechos humanos.

La delegación brasileña estuvo encabezada por Luiz Alberto Figueiredo, excanciller y actual embajador extraordinario para el Cambio Climático. Figueiredo enfatizó que América Latina, una de las regiones más desiguales del mundo, es también una de las más vulnerables al cambio climático. Subrayó la necesidad de una «responsabilidad compartida» pero diferenciada, haciendo referencia a los compromisos establecidos en el Acuerdo de París y el Protocolo de Kioto.

«Los países más ricos tienen una responsabilidad histórica desde la Revolución Industrial del Siglo XVIII», afirmó Figueiredo, destacando que la ambición de los países más pobres en mitigar el cambio climático depende de los medios de financiación internacional prometidos, pero aún incumplidos, por el mundo desarrollado.

El embajador de Costa Rica en Brasil, Norman Lizano, respaldó estas declaraciones, señalando que la implementación del Acuerdo de París es tan crucial como su contenido, especialmente en lo referente a la ayuda financiera a los países en desarrollo.

La secretaria de Estado para los Derechos Humanos de Honduras, Angélica Álvarez, destacó las dificultades de los países en desarrollo para avanzar en la protección del medio ambiente sin el apoyo internacional, debido a sus «economías asfixiadas». Álvarez recordó el desastre causado por el huracán Mitch en 1998, que dejó aproximadamente 15,000 muertos y dos millones de desplazados, como un claro ejemplo de los impactos del cambio climático que la región ha sentido desde hace décadas.

Álvarez y la delegación brasileña subrayaron la necesidad de reforzar la protección de los activistas medioambientales en América Latina, recordando casos como el asesinato de Berta Cáceres, líder indígena hondureña en 2016.

Sergio Benítez, de la Unidad de Derechos Humanos de la cancillería paraguaya, indicó que, aunque Paraguay es responsable de menos del 0.1% de las emisiones globales, sufre los efectos del cambio climático en forma de incendios y sequías, afectando derechos fundamentales como el acceso al agua y la vivienda.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -