El término hace referencia a aquellas situaciones que tienen un fondo cultural que se caracteriza por la discriminación y la violencia.

 

“Algunos  investigadores contemporáneos explican que la xenofobia no siempre es el rechazo a todos los extranjeros, sino que es una exclusión a quienes vienen de países pobres, esto se evidencia mucho en Europa  con migrantes del Medio Oriente o África, los cuales son excluidos por su condición de pobreza y vulnerabilidad”, manifestó Claudia García Muñoz, docente titular e investigadora de derecho de la Universidad Libre. Así pues, esta situación no se evidencia con quienes llegan de países con un elevado nivel socioeconómico, pues estos son recibidos de manera amigable y hospitalaria.

 

 

Migrantes en Risaralda

 

Datos del Ministerio de Relaciones Exteriores indican que existe un incremento significativo de venezolanos viviendo en Colombia de manera regular e irregular. Estas clasificaciones dependen de los tiempos de permanencia en el país.

 

En el caso de Risaralda, y según el censo realizado por la Dirección de Gestión del Riesgo y la Personería de Pereira, hasta el ocho de junio del 2018 en el departamento habían 2832 venezolanos en situación irregular (el censo se realizó con el fin de legalizarlos), de los cuales el 70 % se encontraban en Pereira.

 

“Risaralda por ser un departamento que está distante de la zona de frontera y por no ser un centro de actividad importante, en comparación a otras regiones del país, hace que no sea como un lugar que se considere para la migración”, dijo Edisson Orozco Villa, psicólogo y profesor de la Universidad Cooperativa a El Diario.

 

Sin embargo, así las cifras muestren que la migración en número es relativamente inferior en relación a otras zonas del país, no hay que olvidar que la percepción de las personas difiere muchas veces de lo que dicen las estadísticas. Por esta razón resulta habitual que mucha gente piense que hay una gran cantidad de venezolanos que están viviendo en la ciudad.

 

 

Comportamiento de los pereiranos

 

Según Claudia García Muñoz, docente de la Universidad Libre, los grupos focales manifiestan que los pereiranos han acogido de manera amable y solidaria a los venezolanos. No obstante, en términos del Estado consideran que no han obtenido una respuesta efectiva para  proteger su condición de migrantes.

 

“Esto se centra en el tema de la legalización laboral de manera efectiva, pues los venezolanos aducen que cuando desean ingresar al mundo laboral se encuentran con barreras no solamente de orden legal sino también de actitudes de desprecio por su condición a pesar de estar calificados”, precisó la docente. Así pues, algunos logran ingresar en trabajos de rango operativo, otros buscan su sustento a través de las ventas informales.

 

 

 

MIgración en el país

 

Los datos que provee Migración Colombia muestran que Risaralda no se encuentra entre los departamentos con mayor número de venezolanos a diferencia de sitios como La Guajira, Norte de Santander y Bogotá.

 

“Estas zonas del país se convierten en receptoras debido a la cercanía geográfica o a que son centros de producción económica del país”, indicó Edisson Orozco Villa, psicólogo y profesor de la Universidad Cooperativa.

 

Ahora bien, hay que recordar que los grandes movimientos migratorios han sido parte de la experiencia histórica de la humanidad. Muchos de ellos han estado motivados por situaciones variadas que se asocian a la búsqueda de recursos para la supervivencia, el escape a conflictos armados y también por transformar condiciones de vida. En la actualidad se evidencia como la situación política y económica de Venezuela está teniendo como efecto un movimiento migratorio muy significativo y que sigue persistiendo.

 

 

Los colombianos emigran

 

Muchos de los colombianos que han vivido en el exterior han experimentado como son asociados con el crimen y las drogas, así muchos de ellos se dedicaran a realizar labores que requerían gran esfuerzo.

 

Así pues, los colombianos también han sido extranjeros y han padecido xenofobia. “Resulta paradójico que en una zona como el Eje Cafetero donde hay un gran flujo de migración al exterior (Estados Unidos y España), nos comportemos desde la discriminación con los extranjeros que llegan a nuestra ciudad”, expresó Edisson Orozco Villa, docente de la Universidad Cooperativa.

 

Es importante pensar nuevamente en Pereira como una ciudad que históricamente se ha constituido desde la migración y que tiene un carácter de apertura con las personas que llegan y han construido ciudad.

 

 

Un tema de derechos humanos

 

La situación migratoria se debe entender en el escenario de Derechos Humanos, la cual va articulada con el tema de la dignidad.

 

“Las prácticas xenofóbicas resultan no ser más que la exclusión del otro que atentan contra la dignidad humana, y es que la Corte Constitucional desarrolló el concepto de dignidad sobre tres elementos importantes: la capacidad de vivir como quiera, de vivir sin humillaciones y la posibilidad de vivir bien”, dijo Yully Alexandra Sánchez Parra, psicóloga y abogada de la Universidad Andina con especialización en Derechos Humanos.

 

 

Dato

Estudios de Adela Cortina indican que la xenofobia se asocia con la aporofobia que es el rechazo al pobre

 

7,719 total views, 3 views today