Lizeth Johana Pérez Higuita como el más experto atracador le puso unas tijeras en el cuello a otra mujer y pretendió robarle el celular y un anillo. El atraco ocurrió en la carrera 14 del sector Pinares; cuando Lizeth tenía abrazada a su víctima, una patrulla de la Policía pasó por el sitio y los agentes vieron que no se trataba de un abrazo de amistad, sino de una especie de llave para reducirla; los policías salvaron a la dama del atraco y de una posible herida.
En las audiencias de garantías, Lizeth Johana aceptó los cargos y de inmediato la Fiscalía realizó el escrito de acusación por el delito de hurto calificado en grado de tentativa. Por esta aceptación la pena se le rebajó el 50%.
El fiscal pidió medida de aseguramiento en centro carcelario argumentando que no es la primera vez que esta mujer comete el delito, ya tiene dos condenas entre otras anotaciones por otro ilícito. La defensa intentó pedir medida de aseguramiento en su lugar de residencia argumentando que esta joven tiene un problema de consumo de heroína, sin embargo, el juez le dijo que desde la vivienda este problema no lo podía controlar. El Juez de Control de Garantías le dio la razón a la Fiscalía, pues casos como estos son un reproche social que no se puede pasar por alto y a esta joven se le han dado varias oportunidades, por esta razón la envió para la cárcel de mujeres mientras la condenan.

8,465 total views, 6 views today