Una vez finalizado el baño, debe asegurarse de que no le haya entrado agua en los oídos.

En primera instancia debe tener en cuenta si es permitido o no acercarse a la playa con sus mascotas, esto con el fin de evitar malos entendidos y contratiempos. Dar un paseo por las suaves arenas costeras se convierte en un verdadero placer para los animales.

También hay que tener en cuenta que el baño en las albercas o piscinas, al tener cloro, puede perjudicar el animal. Por tanto, una forma de encontrar un lugar adecuado donde poder llevar a su mascota a nadar y a jugar es revisando un mapa del área y llamar a balnearios o zonas recreativas.

Cómo prepararse
Una vez encontrado el lugar y finalmente preparados para pasar un día maravilloso, lo primero que debe hacer es hablar con el veterinario para estar seguros de que el animal no tenga ninguna condición médica donde el nadar suponga poner en peligro su salud.

Una vez tenemos la aprobación:
Una toalla para secar al perro después de que termine de nadar, ya que aunque haga calor fuera, el pelo mojado puede causarle algún que otro resfriado.

Además, debe llevar botellas de agua y algún recipiente para que el perrito beba cada vez que tenga sed, muy frecuente debido al calor. No es para nada aconsejable que tome agua en los mismos lugares donde se baña, ya que ahí pueden haber bacterias que pueden dañarle si las ingiere.

Ya en el lugar elegido y mientras el perro se esté bañando, es aconsejable vigilarle mientras está nadando. Podría darle un calambre o evidenciar alguna señal de agotamiento, en cuyo caso debe estar preparado para ayudarle. Los perros al nadar tienden a irse lejos en los lagos y no se les ocurre que luego tienen que dar la vuelta, un trayecto de regreso que ocasiona un cansancio acusado.

Cuando regrese de la aventura, aunque tanto nuestra mascota como nosotros estemos derrotados, es fundamental darle un baño de inmediato. Es imprescindible dejarlo limpio de cualquier bacteria que pudiera haber en el agua, también debemos revisar su cuerpo por si tuviese alguna picadura, roncha o parásito.