Debe ser un sitio tranquilo y cómodo donde puedan estar sin problemas y mamá pueda vigilar la camada ya que no le gusta alejarse demasiado de la misma. Después de que los gatitos ya hayan nacido y mamado puede reubicar a toda la camada en su cesta o caja en el lugar que usted le haya escogido.

 

Normalmente las gatas paren sin complicaciones, durando el alumbramiento entre dos y cuatro horas, aunque puede prolongarse hasta ocho dependiendo del número de cachorros. Entre cada nacimiento pueden transcurrir de quince a veinte minutos, aunque pueden estar más distanciados, lo que no debe superar las tres horas.

 

En el lugar del parto, no debe haber ningún otro animal que pueda molestarla, incluido el propio padre de la camada. La gata necesita de paz y tranquilidad para el parto, cualquier alteración puede interrumpir el proceso.

Ciertos comportamientos
Una vez los gatitos terminan de alimentarse la mamá los limpia a todos y les lame la zona anal para estimular la defecación y la micción, lo seguirá haciendo hasta que las crías comiencen a tomar alimentos sólidos.

 

Al poco tiempo de nacer ya los gatitos están mamando lo cual es lo mejor pues esta leche contiene calostro y está compuesta por nutrientes y anticuerpos que protegerán a las crías de posibles infecciones.

372 total views, 3 views today