El champú es uno de los elementos importantes que debe tener en cuenta cuando decide tener un perro. El baño debe realizarse una vez al mes, a menos que el animal sea propenso a olores o a ensuciarse, el secado es muy importante en todo los animales, puesto que este procedimiento mal realizado puede generar incomodidad en la casa.

 

No se puede desconocer que la hora del baño es uno de los momentos más complicados para los dueños y para los perros. Pocos animales se dejan mojar y enjabonar sin oponer resistencia.

 

A la hora de escoger el champú debe tener en cuenta el tipo de pelo que tiene. Los animales con pelos muy finos y que tienden a enredarse deben bañarse con champús que tengan acondicionador, o bien champú por un lado y un acondicionador por otro.

 

Si su canino tiene mucho pelo, deberá trabajar duro el masaje con jabón para llegar a todas las partes de su pelambre. En este caso usar champú desenredante o uno de tipo normal con algún olor específico (vainilla, melocotón, etc.).

 

Si su mascota posee un pelo blanco, un champú que cuide la blancura o incluso tenga blanqueante puede funcionar. Esto es importante debido a que hay champús que pueden manchar el color de su precioso pelo color perla.

 

Finalmente como dato importante, otro tipo de champú que puede usar, sobre todo aquellos que son habituales de parques en los que hay césped, tierra o más perros, son los champús con repelentes. Estos actúan durante varios días en el pelo y piel de su animal para mantener las pulgas y garrapatas alejadas.

291 total views, 3 views today