El mármol, perfecto para su cocina

El mármol es conocido por ser una piedra caliza. Su formación depende de un largo proceso. Resultando en un producto final compacto y de gran belleza.

Un detalle interesante del mármol son sus veteados. La razón no son más que las impurezas en su composición. En dependencia del tipo incluso tienen hasta efectos de salpicado. Muchas veces ricos en colores que se mezclan en un efecto increíble.

El mármol gracias a su impacto visual tiene otras aplicaciones. Especialmente en los recubrimientos con carácter decorativo. De ahí su alto precio en los comercios. Sin embargo a pesar de la cantidad de opciones no todos son de calidad. Muchas veces no se trata de piezas compactas.

Lo que es vital en las cocinas modernas y su diseño. Si no es lo suficientemente resistente no tendría un valor real. A esto habría que sumarle un necesario atractivo visual. La texturas resultan uno de sus puntos fuertes. Por otro lado la capacidad para ser pulido es ideal.

Hay otras piedras compactas similares en composición. Sobre todo son buenos sustitutos cuando es necesario el recubrimiento de pisos. Resultan variantes de menor precio pero el acabado es muy similar. Por lo que se verá la apariencia del mármol garantizada.