Consejo en casos de intoxicación

Son muchas las sustancias que se almacenan y utilizan en el hogar que pueden intoxicar su mascota, productos en general y de limpieza en particular están al alcance de ellos durante todo el día.

Síntomas
La mayoría incluyen síntomas comunes, algunos de los cuales pueden ser de tipo:
Nerviosos (coma, convulsiones, rigidez corporal)
Digestivos (hipersalivación, vómitos, diarrea)
Respiratorios (dificultad respiratoria, tos)
Alteraciones de la temperatura corporal o Hemorragias.
Es imprescindible conocer en la medida de lo posible, el tóxico causante.

Productos tóxicos

Productos de limpieza doméstica como jabones y detergentes.
Corrosivos: ácidos. Se encuentran en productos químicos para piscinas, limpiadores, compuestos anti-óxido, líquido para limpiar el cañón de armas de fuego, baterías de automóviles y material para soldar.
Medicamentos: puede incurrir en el riesgo de dejar ese medicamento “a la mano”, estando también al alcance de su mascota.
Alimentos: las mascotas podrán verse afectadas si consumen chocolate, bebidas alcohólicas, chocolate con leche, café, ajo y cebolla, chorizo, uvas pasas, nueces y aguacate.
Plantas: entre ellas se encuentran lirios (azucenas), Flor de Pascua, algunas plantas con espinas, entre otras.

¿Qué hacer?

Acudir lo antes posible a un centro veterinario, la clave está en la rapidez con la que consiga eliminar el tóxico, para que el organismo absorba la menor cantidad posible.

Medidas provisionales

Es imprescindible saber la sustancia que ha ingerido para poder administrar, en caso de que exista, el antídoto específico.

Llamar de inmediato al veterinario para informar de los síntomas, la posible sustancia ingerida, etc, ya que puede darnos algunos consejos hasta que llegue a la clínica veterinaria.

No dar nada oral (leche, clara de huevo, agua oxigenada, etc), si el animal está comatoso o con convulsiones.

El agua oxigenada diluida provocará fácilmente el vómito y la expulsión del tóxico, solo si esta indicado en ese caso concreto.

En caso de contacto con la piel o con los ojos lavar con agua abundantemente.