¿Cómo evitar que su mascota sufra por la pólvora?

Muchos desconocen el daño que estos artefactos generan en ciertos animales, que incluso los puede llevar a la muerte.

Durante la época decembrina la mayoría de las mascotas se asustan cuando escuchan estallar diversos tipos de pólvora, se vuelven locos, comienzan a ladrar, corren asustados y se ponen muy nerviosos. Estos ruidos puede generar en las mascotas síntomas de miedo como taquicardia, temblores, aullidos o ladridos, aumento de la frecuencia respiratoria, salivación excesiva, vómito, orina, defecación y en algunos casos intento de dañar objetos cercanos.

Ante esta situación existe un tratamiento de entrenamiento de animales conocido como Tellington Ttouch, desarrollado por Linda Tellington y basado principalmente en vendajes, masajes y en ciertos casos un abrigo llamado Thunder Shirt.

Al tener el sentido de oído más desarrollado, el impacto de la pirotecnia puede percibirse 100 veces más en los animales que en los humanos; además suelen alterar la conducta de los perros o gatos, volviéndose más agresivos e hiperactivos.

Este entrenamiento inició su práctica con caballos, pero hoy en día es usado para sanar traumas y fobias en todo tipo de animales del mundo. Según esta técnica, los animales sufren con los fuegos artificiales debido a la especial sensibilidad que tienen en zonas posteriores de su cuerpo, en las patas y en las orejas.

Por lo tanto, si ata un paño o tela alrededor de su cuerpo, puede aliviar la tensión y la irritibilidad ya que estimula la circulación sanguínea en zonas extremas. Tenga en cuenta que la tela debe cubrir la espalda y el pecho de su mascota formando un 8, finalizando con un nudo en la espalda. Debe asegurarse de que el nudo no quede sobre la columna.

Su mascota se sentirá en mayor armonía y seguridad con este método, ya que su sistema nervioso tendrá una mejor circulación y eso lo ayudará a calmarse. Los expertos recomiendan que si su perro es muy nervioso, lo mantenga en un lugar pequeño durante la pirotecnia, esto logrará que se sientan más apretados y seguros.