20.4 C
Pereira
sábado, agosto 13, 2022

Todo lo que se debe saber sobre la viruela del mono

La OMS declaró la viruela del mono como una emergencia de salud pública de importancia internacional, se trata del nivel de alerta mundial más alto, misma que se le dio al Covid-19.

La Organización Mundial de la Salud define la viruela símica o del mono como una infección zoonótica vírica, lo que significa que puede propagarse de animales a seres humanos. También puede propagarse de persona a persona.

Esta enfermedad puede causar una variedad de signos, algunos leves, otros más graves que incluso requieren de atención médica. “Las personas con mayor riesgo de sufrir un cuadro grave de la enfermedad o complicaciones son las mujeres en estado de embarazo, los niños y las personas inmunodeprimidas”.

Se llama viruela símica, porque se detectó por primera vez en colonias de monos criados para investigación en 1958. En humanos, sólo se detectó más tarde, en 1970.

Entre los síntomas más comunes están la fiebre, cefalea, dolores musculares, dolor de espalda, falta de energía y ganglios linfáticos inflamados; a estos los acompaña una erupción en la piel que puede durar de dos a tres semanas, en zonas como el rostro, las palmas de las manos, las plantas de los pies, los ojos, la boca, el cuello, la ingle y las regiones genitales o anales del cuerpo.

“Al principio, las lesiones son planas, luego se llenan de líquido y, a continuación, se forman costras, se secan y se desprenden, y por debajo se forma una capa nueva de piel” explica la Organización Mundial de la Salud.

Estos síntomas desaparecen por sí solos o con medicamentos para el dolor o fiebre, sin embargo advierten especialistas que los contagiados son infecciosos hasta que se forme una nueva capa de piel.

De acuerdo con la OMS, la viruela símica se propaga de persona a persona mediante contacto directo con alguien que tiene una erupción cutánea de viruela símica, en particular mediante contacto cara con cara, piel con piel, boca con boca o boca con piel, incluido el contacto sexual.

Los entornos pueden contaminarse con el virus de la viruela símica, por ejemplo, cuando una persona infectada toca prendas de vestir, ropa de cama, toallas, objetos, aparatos electrónicos y superficies. Si alguien más toca estos artículos, puede infectarse.

El virus también puede transmitirse de la madre al feto o después del nacimiento por contacto piel con piel, o de un progenitor al lactante o el niño por contacto directo.
La OMS advierte que es probable que las personas que se hayan vacunado contra la viruela tengan cierta protección contra la viruela símica, caso que no aplica para las personas nacidas a partir de 1980, cuando se detuvo la vacunación a raíz de la erradicación de enfermedad en el mundo.

Si bien no hay ningún caso de una persona con viruela símica que haya infectado a un animal, es un riesgo potencial, es por ello que las personas infectadas deben evitar el contacto directo con animales, incluidas las mascotas.

Artículo anteriorEl derecho a la cuchara
Artículo siguienteAnhelo de ciudad digna

Para estar informado

- Advertisement -
- Advertisement -

Te puede interesar

La Tributaria de Petro

Apenas empieza

Felicitaciones

- Advertisement -