19.1 C
Pereira
miércoles, abril 24, 2024

Prevenir la hepatitis viral está en tus manos

La hepatitis viral es una enfermedad que causa  infecciones agudas y crónicas e inflamación del hígado, que pueden desembocar en cirrosis, cáncer hepático, e incluso muerte.

En el mundo más de 400 millones de personas padecen de algún tipo hepatitis viral, estas son la causa de alrededor de 1,4 millones de muertes al año, enfermedad que se clasifica en cinco tipos de virus, A, B, C, D o E y que genera en la mayoría de los casos inflamación del hígado.

De acuerdo al Ministerio de Salud y Protección Social, la hepatitis viral puede transmitirse de diferentes maneras, a través de alimentos, agua contaminada, relaciones sexuales sin condón, de la madre al hijo durante el embarazo o parto, al compartir objetos de higiene personal, por tatuajes o manicura con elementos no estériles, agujas infectadas, malos hábitos de higiene como no lavarse las manos antes de comer o después de ir al baño, entre otros.

Síntomas

Especialistas aseguran que en algunos casos no se presentan síntomas, sin embargo en quienes sí, pueden iniciar con fiebre, coloración amarillenta de la piel y ojos, orina oscura, fatiga extrema, náuseas, vómito y dolor abdominal.

En el caso de la hepatitis B y C, los síntomas pueden volverse crónicos al punto de producir cirrosis, falla hepática, cáncer de hígado e incluso la muerte incluso 20 o 30 años después de haber contraído la enfermedad; de acuerdo al Ministerio de Salud, la Hepatitis D sólo se adquiere en caso de estar infectado con la hepatitis B.

La única forma de diferenciar el tipo de hepatitis con la que está infectada una persona es con exámenes de laboratorio, y de acuerdo con especialistas en la materia, son aquellos  que tienen múltiples parejas sexuales, o que comparten jeringas o agujas, o las que asisten a lugares donde hacen modificaciones corporales sin los mínimos de salubridad, quienes están mayormente expuestas.

Tratamiento

Las hepatitis A y E no tienen un tratamiento específico y requieren en la mayoría de los casos reposo en casa.

En el caso de las  hepatitis B y C son tratables y el éxito del tratamiento depende del estadío en que se diagnostiquen y los medicamentos que se utilicen.

Prevención

Para prevenir la hepatitis A y E es necesario tener en cuenta el constante lavado de manos, una preparación adecuada y segura de los alimentos, el uso de agua potable, cocinar por completo los alimentos en especial carnes rojas, pollos, huevos y pescados.

La hepatitis B, C y D se previenen haciendo uso de condón en todas la relaciones sexuales; usando jeringas,  agujas y materiales estériles; administración de inmunoglobulina y vacuna contra la hepatitis B en las primeras 12 horas de vida a todos los recién nacidos hijos de madres con hepatitis B; vacunación con tres dosis de pentavalente a todos los niños y niñas menores de 1 año y que forma parte del esquema nacional de vacunación.

Así mismo vacunación y aplicación de inmunoglobulina contra hepatitis B en casos de violencia sexual y vacunación de adultos expuestos a situaciones de riesgo.

Colombia

En Colombia anualmente se reportan más de 4 mil casos de hepatitis A, a mayoría de ellos entre 10 y 29 años; más de mil casos de hepatitis B, la mayor parte en personas entre los 25 y 44 años; y en un rango inferior casos de hepatitis C principalmente en personas mayores de 50 años.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN INFORMATIVO

Para estar bien informado, recibe en tu correo noticias e información relevante.

 
- Publicidad -
Artículo anterior
Artículo siguiente

Para estar informado

- Advertisement -
- Publicidad -
- publicidad -