Parto Humanizado, una experiencia basada en el enfoque de derechos

La atención del parto involucra el conjunto de procedimientos para el acompañamiento y la asistencia técnica de las mujeres en gestación y sus familias o acompañantes para el proceso fisiológico del parto.

El parto debe darse en un ámbito institucional; se recomienda la adopción de los principios del parto humanizado para el manejo de la paciente obstétrica en todas sus dimensiones.

“La Atención Humanizada del Parto, AHP, comprende el cuidado de la gestante a partir de la observación de una serie de atributos con el fin de permitirle la vivencia satisfactoria del trabajo de parto y el parto. Entre dichos atributos se cuentan brindarle apoyo emocional; darle poder de decisión, y garantizar su autonomía y privacidad”, indicó Salomé Hinojosa Millán, ginecóloga y obstetra de la ESE Salud Pereira.

Guía de revisión médica

En Colombia, “la Guía de Práctica Clínica para la prevención, detección temprana y tratamiento de las complicaciones del embarazo, parto o puerperio” publicada en el año 2013, subrayó la importancia de estos principios del parto humanizado, como fundamento para proveer a la gestante, a su familia y a sus hijos atención científica, cálida, respetuosa y oportuna durante un proceso vital y de gran significado para ella y su familia y recomienda que la mujer en trabajo de parto sea acompañada de manera individual y de forma continua por la persona que ella elija. Incluye diez recomendaciones para la “atención humanizada del parto”.

Conozca los beneficios que tiene esta novedad en los procesos de gestación y al momento del parto.

“Cuando hablamos de parto humanizado hace referencia a que las pacientes tienen libertad para moverse, tiene capacidad para comer bien, estar acompañada de la persona que deseen, que siempre y cuando se pueda y sea un parto sin complicaciones, no separen el recién nacido de la madre, antes de ser pesado, medido o que lo presenten a los familiares. Todo lo anterior garantiza que la mujer sienta menos dolor, que se acorte el trabajo de parto, lo cual lleva a que se genere mucha más empatía con el bebe, lo que repercute en que los niños serán mucho más seguros e incluso llegar a tener un buen desempeño escolar”, explicó la ginecóloga.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en 2018, publicó 56 recomendaciones para una atención y experiencia de parto positiva para la gestante, teniendo como principio que cada mujer posee el derecho fundamental de recibir atención apropiada; tiene un papel central en todos los aspectos de esta atención incluso de participar en la planificación, realización y evaluación de su atención y que los factores sociales, emocionales y psicológicos son decisivos en para la comprensión y realización de la atención prenatal adecuada.

Atención Materna Respetuosa, AMR

Se entiende como la atención proporcionada a todas las mujeres durante el trabajo de parto de una manera que mantiene su dignidad, privacidad y confidencialidad, garantiza la protección contra el maltrato y permite la elección de apoyo continuo durante el trabajo de parto y el parto.

Trabajo humanizado

  • Contacto piel a piel, (PP): se ha definido como la técnica que consiste en poner al recién nacido en contacto con el pecho y abdomen desnudo de su madre, inmediatamente después del parto, incluso antes de cortar el cordón umbilical y mantenerlo en esa posición el mayor tiempo posible, al menos durante la primera hora de vida, aprovechando el estado de alerta tranquila del niño. El contacto temprano piel a piel se ha correlacionado con aumento de las tasas y la duración de la lactancia materna.
  • Modulación del dolor: la analgesia epidural se recomienda como una de las alternativas para las mujeres embarazadas sanas que soliciten alivio del dolor durante el trabajo de parto.
  • Uso de balón de parto: la bola de nacimiento, también llamada fitball o bola suiza, es una bola grande comúnmente con un diámetro de 55 cm o 65 cm. Proporciona una superficie suave para que las mujeres se sienten o se apoyen mientras realizan ejercicios simples. Los ejercicios con bolas de parto pueden aliviar directamente el dolor físico de las mujeres al mejorar las dimensiones pélvicas, la movilidad y la posición fetal. Al mismo tiempo, el bienestar psicosocial de las mujeres se puede mejorar cuando desempeñan un papel activo en su propio cuidado, promoviendo así una sensación de control sobre su cuidado y las posturas corporales, el equilibrio y la coordinación. También se ha demostrado reducción de la ansiedad de las mujeres, el uso de opiáceos de una manera menos frecuente, la facilitación de la rotación y el descenso de la cabeza fetal, la disminución de la longitud del trabajo de parto y la mejora del bienestar y la satisfacción de las mujeres.

Estos son algunos de los testimonios de las madres luego de haber experimentado un parto humanizado.

“El contacto con la niña ha sido muy lindo, pues la he mantenido siempre en mi pecho a pesar que no ha sido fácil porque fue una bebé prematura, pero estoy sumamente feliz y agradecida con todo el personal de la entidad”, Erika Naranjo Toro.

Por su parte, Natalia Arroyave Sandoval dijo, “me impresionó mucho el hecho de que apenas mi hijo lo tuve conmigo, una sensación única cuando tuve el contacto piel a piel con mi bebé pues inmediatamente nació me lo pegaron al pecho, me dijeron cómo lo tenía que amamantar, estuvieron pendientes de ponerle las vacunas y todo eso fue a mi vista”.

Vale recalcar la importancia que este tipo de ejercicios tienen en la vida de las madres y las familias, por ello en todo momento se debe garantizar una atención oportuna y humanizada en cualquier establecimiento de la ciudad de Pereira.

Crédito: Fotos Roberto Betancourth

Compartir