Mitos y realidades de la salud oral

A lo largo de la vida se escucha hablar sobre la salud oral: la importancia de la limpieza bucal mínimo tres veces al día y por qué es necesario asistir al odontólogo al menos una vez al año; sin embargo, también se han creado una serie de mitos alrededor de este tema que, de creerse, pueden resultar perjudiciales para la boca.

Afirmaciones como que el embarazo disminuye el calcio en los dientes o que los cepillos duros limpian mejor que los blandos suelen ser muy frecuentes, pero no en todos los casos es verdad. La odontóloga, especialista en rehabilitación Oral y docente de la Universidad Antonio Nariño (UAN), Martha Lucia Rocha, aclara estas y otras creencias relacionadas con la salud oral.

Según la especialista, lo primero a tener en cuenta para mantener una salud oral óptima es el uso de la seda dental y el enjuague bucal, no solo porque pueden alcanzar sitios que no logra el cepillo, sino que, se ha demostrado a través de evidencia científica la disminución de carga bacteriana.

Además, agrega que es falsa aquella creencia donde se relaciona una ‘buena’ limpieza con los cepillos duros: “un correcto cepillado radica en su técnica, la configuración, tamaño y forma del cepillo. Aquellos de cerdas duras no alcanzan un módulo de elasticidad adecuado a la anatomía dental, la cual presenta una morfología variable y el uso de este puede ayudar a la aparición de lesiones, no cariosas, como erosiones dentales con recesiones de encías”.

Sumado a esto, es común escuchar sobre las encías sangrantes a la hora del cepillado. Este es uno de los mitos más perjudiciales para la salud. La experta explica que el sangrado gingival se presenta cuando existen alteraciones sistémicas o presencia de placa bacteriana en tejidos de soporte, luego la presencia de sangrado es un indicador de enfermedad.

Hábitos alimenticios

Hay que resaltar que los hábitos alimenticios también ayudan a fortalecer o debilitar la salud bucal. Las dietas balanceadas, evitando los excesos en dulces y grasas ayudará a evitar caries, entre otras afectaciones a los dientes. Sin embargo y pese a que en su mayoría pueden producir daños, la experta advierte que en la actualidad existen algunos chicles que contienen xilitol el cual produce un efecto anticariogénico, además, estimula la secreción salival lo cual es un elemento importante en el mantenimiento del pH bucal.

Hábitos como fumar cigarrillo, afirma Rocha, tiene una correlación directa en la aparición de enfermedades bucales, más exactamente en algún brote de enfermedad de los tejidos de soporte del diente, debido a una alteración en la microflora natural de la cavidad bucal. Además, los subproductos del cigarrillo tales como el alquitrán y la nicotina son altamente adhesivos, favorecen la agregación de bacterias sobre la estructura dental aumentando el riesgo de caries, convirtiéndose en problemas graves, más cuando los factores nocivos asociados al tabaquismo desarrollan patologías como el cáncer oral.

Otros mitos dentales

En lo que respecta a blanqueamientos dentales, últimamente se ve publicidad, sobre todo en redes sociales, de tratamientos rápidos y hasta caseros que dicen sustituir la limpieza hecha por el odontólogo. Hay que tener mucho cuidado y verificar su trasfondo científico, además de verificar si están avalados.

Por ejemplo, es común que la gente crea y recomiende el uso de bicarbonato para el blanqueamiento de los dientes, sin embargo, la docente de la UAN advierte que esto es falso y que ese procedimiento o los aclaramientos dentales son realizados con peróxidos que permiten realizar una oxido-reducción; el bicarbonato de sodio no es capaz de producir dicho efecto; lo único que haría sería ayudar a la eliminación de una pigmentación superficial al ser abrasivo.

Hay que tener en cuenta que todos los procesos o tratamientos odontológicos necesitan de un diagnóstico para plantear el pronóstico y luego el plan de acción, por lo que se requiere ser examinado por un dentista profesional.

Otra de las afirmaciones más comunes es que el embarazo disminuye el calcio en los dientes, algo totalmente falso. “Los procesos histo-embriológicos de los tejidos dentales se realizan en etapas del crecimiento y desarrollo del ser humano, iniciando desde la vida intrauterina hasta su dentición permanente; de manera que los procesos de pérdida de la estructura dental se pueden ver asociados en las embarazadas es a factores externos”, expresó la odontóloga.

Todos los procesos o tratamientos odontológicos necesitan de un diagnóstico para plantear el plan de tratamiento.

Sobre el mito de si las personas mayores siempre terminan perdiendo su dentadura natural, Rocha confirmó que es falso. Ante ello, informó que esta situación se puede presentar por el estilo de vida del individuo, así como determinantes sociales, en donde existe una correlación directa a la pérdida de dentadura natural con los hábitos y cuidado personal que ha tenido el paciente durante su ciclo de vida.

Para finalizar, la especialista afirma que no es cierto que los tratamientos estéticos dañan los dientes y que esto depende del enfoque con el que se aborde, dado que existen tratamientos como la ortodoncia, por no citar otros ejemplos, que a pesar de tener un objetivo funcional también lo es estético; “el problema es cuando los tratamientos se hacen sin un adecuado diagnóstico y faltando a la ética”.

Los dulces y alimentos chatarra, esos alimentos pueden quedarse depositados en la anatomía y forma de los dientes y si eso se queda allí y no es eliminado con una correcta limpieza va a llevar a producir caries, por ellos la recomendación es una dieta balanceada para lograr una salud oral mejor.

Primordial para la autoestima

“La salud oral sería el principio biológico para lo demás, tener una sonrisa bonita y una boca saludable empezará siempre al tener un cuidado especial con el correcto cepillado, ya que si se tienen los dientes limpios las estructuras que soportan los dientes también van a estar saludables. Hemos visto como la felicidad vuelve a los pacientes, son felices, la vida cambia y quieren sonreír, cosa que antes no querían”, dijo la experta.

Con respecto al uso frecuente del tapabocas debido al virus Covid–19, Rocha manifestó que existen pacientes que han dicho que lo mejor que les ha podido pasar es estar detrás de los tapabocas porque están ocultando todo eso que no quieren mostrar. “Tener no solo dientes bonitos sino tenerlos bien, es algo que da mucha seguridad a todos los seres humanos y es un cambio evidente; de allí la importancia de prestar mucha atención al cuidado de los dientes”.

Compartir