Los Cuidados Paliativos posibilitan un final digno

Habitualmente, se asocia a los Cuidados Paliativos con el acompañamiento exclusivo de las personas que padecen enfermedades graves o de riesgo, con el objetivo de brindarles una mejor calidad de vida; pero la realidad de esto, es que, si bien el paciente es la persona principalmente afectada, en la mayoría de los casos, aflige a su círculo más cercano como amigos y familiares. Es por esto que la atención no debe ser solo médica, también debe ir acompañada de un componente psicológico y espiritual para un tratamiento transversal.

Este tipo de cuidados especiales tienen como objetivo velar por el bienestar, mitigar el dolor y las afectaciones psicológicas que puede generar este desprendimiento por la vida que en cualquiera de los casos requiere un apoyo interprofesional desde el momento del diagnóstico hasta el final de la vida y durante el duelo para el caso de los familiares y amigos.

Terapias para pacientes y familias

“Debe haber un apoyo integral, donde el equipo interprofesional permite hacer un adecuado abordaje a la persona, la familia y el cuidador de diferentes contextos y dimensiones, como el psicológico, espiritual, emocional, físico, biológico, social y familiar, lo cual permite sobrellevar la situación siempre y cuando haya un permanente acto de confianza y acompañamiento a la persona”, explicó Hilda Mireya Miranda Rojas, directora de la Maestría en Cuidados Paliativos de la Universidad Antonio Nariño (UAN).

En este contexto, donde en un solo servicio ofrece calidad de vida, alivio del sufrimiento y garantiza el otorgar dignidad en este proceso y aceptando la muerte como el fin natural de la vida, es posible lograr un final digno. No obstante, en la actualidad a nivel mundial solo el 14% de quienes lo precisan reciben Cuidados Paliativos conforme a la OMS. “Para el caso de Colombia, para el año 2019 había 481 instituciones prestadoras de servicios paliativos, un número pequeño para toda la cobertura que se debe tener para los más de 36.000 personas que requieren entre adultos y niños, según cifras del Observatorio Colombiano de Cuidados Paliativos. El departamento de Risaralda tiene aproximadamente 13 unidades de cuidados paliativos y esto no es proporcional frente a las demandas que se tienen actualmente”, expuso la experta.

De acuerdo con la enfermera especialista y magister en cuidado crítico, “debería ser un derecho universal para todos el acceder a este tipo de acompañamiento, no solo porque estos afirman la vida y consideran la muerte como un proceso normal, no adelantan ni posponen la muerte, sino porque, además, proporcionan alivio de los síntomas e integran aspectos psicológicos, espirituales, físicos y familiares de las personas que los requieren. También, ofrecen un soporte para ayudar a las personas a vivir tan activamente como sea posible, considerando la enfermedad en función del sufrimiento que provoca”.

Hilda Mireya Miranda Rojas, Psicóloga social y estudiante de doctorado en Ciencias de la Educación.

Beneficios de los cuidados paliativos

La Organización Mundial de la Salud ha informado sobre los beneficios que hacen parte de este tipo de atención, entre ellas están: aliviar el dolor y otros síntomas angustiantes; integrar los aspectos psicológicos y del cuidado del paciente; ofrecer un sistema de apoyo para ayudar a las familias y así se adapten durante el padecimiento y en el propio duelo.

El propósito de los cuidados paliativos es mejorar la calidad de vida y el bienestar de las personas y así mismo, tener una muerte digna.

Asimismo, ayuda a controlar síntomas como disnea, náuseas, dolor, entre otros. Psicológicamente, también está el abordaje integral de la depresión, el estrés, la frustración, la ira, el temor a morir, la tristeza y la hostilidad, entre otras.

Otros de los elementos a destacar, es que la mayoría de personas que reciben este tipo de tratamiento pueden vivir en sus hogares, vinculando la asistencia médica domiciliaria supervisada, al igual. Uno de los grandes ejes de los Cuidados Paliativos, es que respetan los derechos y confidencialidad de los pacientes, protegiéndolos a ellos y a sus familiares.

¿Quiénes pueden acceder a los Cuidados Paliativos y quiénes pueden brindarlos?

Según afirma la directora Miranda, los Cuidados Paliativos deben proporcionarse a todas las personas que lo precisen en cualquier ámbito de atención primaria en salud o complementaria, donde se preste el servicio de cuidado paliativo a personas con enfermedades terminales, crónicas, degenerativas e irreversibles.

Para finalizar, la especialista en psicología organizacional agrega que todos los profesionales del área de la salud y afines, como, por ejemplo, enfermeras, psicólogos, trabajadores sociales, fonoaudiólogos, fisioterapeutas, terapia ocupacional o nutricionistas están en la capacidad de atender a cualquier persona que así lo necesite; es fundamental tener un enfoque interdisciplinario e interprofesional.

Para que las personas puedan manejar de manera adecuada las situaciones, los cuidados paliativos deben estar desde el inicio del proceso, no solamente al final de la vida.

Los cuidados paliativos están direccionados para cualquier persona en cualquier momento de su curso de vida, es un derecho. Debe existir siempre una comunicación asertiva con todos los fundamentos éticos y morales para acompañar el proceso.

Ley 1733 de 2014

Esta ley reglamenta el derecho que tienen las personas con enfermedades en fase terminal, crónicas, degenerativas e irreversibles, a la atención en cuidados paliativos que pretende mejorar la calidad de vida, tanto de los pacientes que afrontan estas enfermedades, como de sus familias, mediante un tratamiento integral del dolor, el alivio del sufrimiento y otros síntomas, teniendo en cuenta sus aspectos psicopatológicos, físicos, emocionales, sociales y espirituales, de acuerdo con las guías de práctica clínica que establezca el Ministerio de Salud y Protección Social para cada patología.

Compartir